La ansiedad es uno de los cuadros con más consultas durante la cuarentena

Al respecto de las consultas que recibieron durante la cuarentena, la psicóloga Roxana Villegas comentó que las llamadas generalmente son por problemas de ansiedad: “por ahora no han estado siendo desbordadas las llamadas, la gente consulta mucho sobre cuadros de ansiedad, por situaciones de nerviosismo, insomnio, trastornos del sueño, algunos también de no tener ganas de hacer nada”.

Otro factor que menciona es la cantidad de residentes de otras ciudades, provincias o países que hay en la localidad: “Comodoro es una población particular porque hay mucho desarraigo, muchas familias que están solas, esto de quedarse en aislamiento en la casa con poco sostén familiar, o algunos que tienen la familia en provincias que están bastante complicadas, eso también aumenta la angustia y la ansiedad” afirmó.

También hay consultas relacionadas a fumadores que aumentan su consumo de tabaco. “Los fumadores están preocupados por su salud. Aparte es una de las recomendaciones de los médicos, al ser un virus respiratorio no juega a favor para nada el consumo de tabaco, entonces la gente se preocupa, está bien porque tienen registro que no están pudiendo manejar bien su ansiedad” comenta Villegas. Además del tabaquismo dice que la ansiedad se puede manifestar también en un mayor consumo de alcohol o en comer demasiado.

Recomendaciones

Desde la Secretaría de Salud brindan algunas recomendaciones para el manejo del malestar psicológico y/o emocional durante la cuarentena, y para transitar este periodo de la manera más saludable posible.

En este sentido, señalan que es importante: el autocuidado, la alimentación saludable, realizar actividad física, mantener tratamientos médicos, incentivar una rutina diaria y las emociones positivas. No exigirse demasiado, no es necesario estar activo o productivo todos los días.

Informarse en determinados momentos del día y en medios oficiales, concentrarse en noticias positivas evitando las malas noticias, y mantener comunicaciones diarias con familia y amigos.

Recordar que esta situación es temporal y encontrar humor cada día. Si convive con otras personas, buscar un lugar de la casa y un momento en el día para estar solo, dar lugar a reflexionar, leer un libro o hacer alguna actividad de interés.

En caso de que la situación emocional se desborde, buscar ayuda de un psicólogo.

Comentar
- Publicidad -