Apoyo a trabajadores y empresas para mitigar las repercusiones de la pandemia

La Organización Internacional del Trabajo indica que la pandemia paró al 80 por ciento de los trabajadores y que harán falta decisiones políticas para salvaguardar los medios de subsistencia.

La aparición del Covid-19 ocasionó una crisis sanitaria en todo el mundo, pero además de las cuestiones de salud pública otra de las preocupaciones son sus consecuencias sobre la economía.

En este contexto, miles de empresas no pueden funcionar, pequeños comerciantes y trabajadores autónomos no perciben ningún ingreso durante la cuarentena, los más afectados son los trabajadores informales que trabajan el día, y también se han conocido situaciones de recorte salarial y despidos.

Al respecto, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) realizó un informe denominado “El Covid-19 y el mundo del trabajo” en donde analiza la situación mundial al respecto de la pandemia y brinda algunas apreciaciones sobre las medidas que se deberían tomar para mitigar la crisis.

Situación ante la pandemia

Según el informe, la pandemia paralizó a 2.700 millones de trabajadores en todo el mundo, lo que representa el 81% de la fuerza de trabajo mundial. La OIT estima que el 38% de la población activa mundial, están empleados en sectores que hoy afrontan una grave caída de la producción y un alto riesgo de desplazamiento de la fuerza de trabajo. Entre ellos mencionan el comercio al por menor, alojamientos, servicio de comidas, las industrias artísticas y manufactureras.

Te puede interesar
Otras 287 personas murieron y 10.324 fueron diagnosticadas con coronavirus en el país

Indica que los más afectados por las medidas de confinamiento son los trabajadores informales, como los recicladores de desechos, los vendedores ambulantes, los camareros, obreros de la construcción y trabajadoras domésticas. Este segmento es el que necesita mayor protección estatal.

Además señalan que “quienes siguen trabajando en espacios públicos, en particular los trabajadores de la salud, están expuestos a importantes riesgos sanitarios y económicos. En este sector, destaca el porcentaje de mujeres”.

Respuestas del Estado

“Las respuestas desde el ámbito político deben centrarse en la prestación de alivio inmediato a los trabajadores y las empresas, a fin de salvaguardar los medios de subsistencia y las empresas económicamente viables, en particular de los sectores más afectados y en los países en desarrollo, asegurando así las condiciones para una pronta recuperación con alto coeficiente de empleo una vez la pandemia haya sido controlada” señala el informe, y en esta línea afirma que las pérdidas de puestos de trabajo dependerá fundamentalmente de la evolución de la pandemia y de las medidas que se adopten para mitigar sus repercusiones.

“El posible aumento del desempleo mundial en 2020 dependerá sustancialmente de la rapidez con que la economía se recupere en el segundo semestre del año y de la eficacia de las medidas políticas para impulsar la demanda de mano de obra” destacaron.

Te puede interesar
El lunes habilitan la actividad en los locales gastronómicos

Propuestas

Las respuestas a nivel político tienen que contemplar cuatro pilares: Estimular la economía; Apoyar a las empresas, el empleo y los ingresos; Proteger a los trabajadores en el lugar de trabajo; y Buscar soluciones mediante el diálogo social.

En este sentido proponen: préstamos y ayuda financiera, mantenimiento de empleo, prevenir la discriminación y exclusión de trabajadores, apoyo inmediato a los sectores y grupos de población más afectados, en particular a empresas y trabajadores de la economía informal. Realizar transferencias en efectivo que ayuden a los más afectados por el confinamiento y por la reconversión de la producción, así como generar iniciativas que garanticen el suministro suficiente de alimentos y productos de primera necesidad.

Comentar
- Publicidad -