Alemania prolonga recomendación de no viajar por el coronavirus

Heiko Maas

El ministro de Relaciones Exteriores alemán anunció este miércoles la prolongación hasta mediados del mes de junio de la recomendación de no realizar viajes turísticos al extranjero, a causa de la pandemia del coronavirus.

“Aún no hemos llegado a un punto en que podamos recomendar con seguridad, sin que plantee inquietudes, realizar viajes” al exterior, declaró el jefe de la diplomacia alemana, Heiko Maas, en una conferencia de prensa en Berlín.

Maas, informó de la prórroga de la medida, emitida por primera vez el 17 de marzo ante la extensión global de la COVID-19. Hasta entonces, la recomendación afectaba solo a las regiones consideradas de riesgo.

“Las drásticas restricciones al tráfico aéreo y otras formas de viaje persisten a escala global y el tráfico internacional de viajeros está por los suelos”, afirmó el ministro. Persisten “las medidas de cuarentena, limitaciones de movimientos a los viajeros y a la actividad pública en muchos países”, apuntó Maas al justificar esa decisión.

Aludió, además, a la necesidad de coordinar las medidas frente a la pandemia con los socios europeos, a fin de poder avanzar hacia una “normalización de la situación”. “Ahora mismo, no se puede garantizar la seguridad del viajero, ya que la pandemia no se ha controlado”, afirmó.

El ministro aludió a la complejidad que ha supuesto la repatriación a Alemania de unos 230.000 ciudadanos que quedaron varados en distintas partes del mundo cuando empezaron a cerrarse fronteras y a suspenderse vuelos ante la extensión de la pandemia.

Te puede interesar
Provincia estableció guardias mínimas en todos los organismos 

Desde el Gobierno alemán se había avanzado estos días que los ciudadanos probablemente no podrán pasar el próximo verano sus vacaciones en el extranjero. Se espera que sí pueda hacerse turismo interior, aunque con restricciones y respetando las normas de distanciamiento social e higiene.

El propio titular de Exteriores advirtió asimismo hace unos días de que no podían esperarse unas “vacaciones como las habituales” a causa de las restricciones a la libre circulación a escala global.

Alemania es el sexto país del mundo más afectado por la pandemia tras EEUU, Italia, España, Francia y Reino Unido. Hasta este miércoles, el Instituto Robert Koch, competente en la materia en Alemania, ha verificado 157.641 contagios y 6.115 muertos, mientras que la cifra de pacientes recuperados se sitúa en 120.400.

La universidad estadounidense Johns Hopkings, con un sistema más dinámico de actualización de datos, eleva los contagios a 159.912 y las víctimas mortales a 6.314.

Alemania, con una tasa de mortalidad moderada, ha aplicado medidas menos restrictivas que en otros países y ha logrado aplanar la curva de crecimiento de la epidemia.

En los últimos días y después de la relajación de algunas medidas, los principales virólogos del país y la propia canciller, Angela Merkel, han llamado a no bajar la guardia y advertido de posibles recaídas o una segunda ola de contagios.

Te puede interesar
Toda muerte en el domicilio será por covid hasta que el hisopado lo descarte

Merkel se reunirá mañana con los líderes de los “Länder” para evaluar la situación, tras haberse decidido hace quince días la apertura de comercios pequeños o medianos, así como la vuelta gradual a la actividad escolar.

Comentar
- Publicidad -