Desde ALMA solicitaron la inmediata reactivación del servicio público de esterilizaciones de perros y gatos

Desde la Asociación de Lucha contra el Maltrato Animal y mediante una nota dirigida al intendente, solicitaron la inmediata reactivación del servicio público de esterilizaciones de perros y gatos, dependiente del área de veterinaria del Municipio local.

“Motiva este pedido la inexplicable suspensión de dicho servicio de salud pública en el marco de la cuarentena por la pandemia, ya que según el decreto presidencial que reglamente la misma, expresamente enuncia como servicio esencial el servicio veterinario, incluyéndolo entre las actividades que no deben suspenderse sino enmarcarse en los resguardos de distanciamiento social, obligatorio y la no masividad de la concurrencia, hecho que de ninguna manera se manifiesta en este servicio esencial que se realiza en tráileres quirúrgicos y se vuelve primordial habida cuenta que nuestra ciudad padece de superpoblación de animales de compañía como ya sabemos”, señalaron desde la comisión directiva de ALMA, en diálogo con este diario.

En este sentido, aseguraron que el servicio de esterilizaciones no funciona hace dos meses, dejando de castrar alrededor de 600 animales domésticos, “que reproducirán en las calles y hogares teniendo en cuenta del alto costo que este servicio se paga por privado y al que la comunidad no puede acceder, entre 4.000 y 5.000 pesos por cirugía”.

Asimismo manifestaron que sumado a esto, su ONG que castra regularmente 200 animales al mes, aportando con la problemática, “tampoco ha podido llevar adelante esta actividad, por las mismas razones, en este caso por el cierre de uniones vecinales y SUM donde realizamos las castraciones e imposibilidad de traer a los equipos veterinarios que lamentablemente debemos convocar de otras ciudades por la falta de solidaridad de los profesionales locales que se han negado siempre a colaborar en este trabajo de salud pública”.

Grave situación

Por otro lado, puntualizaron que “si atendemos el crecimiento exponencial que significa no esterilizar cerca de 800 animales en menos de dos meses nos vemos frente a una grave situación que será reflejada en poco tiempo en la cantidad de nacimientos no deseados, agregando otro problema de sanidad que puede ser atemperado si se restablece el servicio público y se solicita al sector privado veterinario solidarizarse con esta coyuntura y realizar castraciones a bajo costo, sobre todo de perras y gatas en celo y preñadas. Pedido que rogamos también se realice desde el área municipal a dicho sector”.

Suficientes razones

Más adelante enfatizaron que “existen suficientes razones para ordenar la entrega de turnos telefónicos de los tráileres municipales para que la comunidad acuda ordenadamente con barbijos y lleve a sus animales a castrar al servicio público, con horario pactados previamente. También está descartado que los animales de compañía sean agentes trasmisores, ni vectores, ni contagien el virus que tiene al mundo en vilo”.

Sensibilizar a las autoridades

Por último, agregaron que “con todo lo dicho esperamos sensibilizar a las autoridades y al sector veterinario, tanto del área de salud y gubernamentales de todos los estratos, para restituir el servicio que tanto se necesita y no representa ninguna alteración a las restricciones impuestas ni por horario, ni circulación, ni aglomeración”.

Comentar
- Publicidad -