El área de Salud Mental del Hospital Regional trabaja en cuatro ejes preventivos para enfrentar la cuarentena

Gustavo González, jefe del área de Salud Mental del Hospital Regional.

Gustavo González, jefe del área de Salud Mental del Hospital Regional en diálogo con Crónica se refirió a las medidas que se adoptaron desde el sector que conduce en el nosocomio para brindar contención durante el aislamiento preventivo, social y obligatorio que rige en todo el país.

En este sentido, el licenciado en Psicología indicó que se trabaja en cuatro ejes que tienen por objetivo atender cuestiones puntuales que se dan durante la cuarentena. Ejemplos de esto son la ansiedad y la depresión.

El primer eje de trabajo tiene que ver con la atención psicológica que se brinda a la gente a través de un call center que habilitó el hospital. Las personas puede llamar al 406-2030 y recibir atención de los psicólogos del nosocomio, que por el momento se encuentran haciendo guardias telefónicas.

En palabras de González, esto busca “brindar contención a las ansiedades lógicas que genera el aislamiento”.

“El segundo eje es el armado de dos centros operativos, uno en zona norte y otro en zona sur. Lo que se busca con esto es de alguna manera descentralizar la atención en salud mental. La política del hospital es descentralizar todas las especialidades que se pueda.

No es la intención tener un colapso en el hipotético caso de que el virus empiece a circular comunitariamente. Lo que pretendemos con estos dos centros es atender a nuestros pacientes con turno”, explicó el titular de Salud Mental del Regional.

Te puede interesar
Se les disparó el arma dos veces y resultaron heridos en sus manos

Contención para gente en aislamiento y médicos

Los últimos dos ejes están relacionados a las personas que, por decirlo de algún modo, están más afectadas por la pandemia del Covid-19.

En este sentido, González señaló que, por estos días, un grupo de profesionales trabaja con todos aquellos que se encuentran aislados preventivamente por haber venido de otras provincias más afectadas por el virus o zonas endémicas. A estos pacientes se los llama por teléfono periódicamente.

“El cuarto y último eje tiene que ver con trabajar con los médicos que están en la primera línea de batalla, los que trabajan en los CAPS, los que hacen el triage, es decir, los que están más expuestos. Esta gente necesita contención, obviamente, necesitan apoyo”.

Las consecuencias del aislamiento

Por otra parte, el psicólogo del Hospital Regional se refirió a las consecuencias del aislamiento preventivo, social y obligatorio. En esta línea de análisis, resaltó que “durante el aislamiento estamos observando diferentes cuadros en las personas. Tenemos gente que está encantada con estar encerrada en la casa, hay muchos que se reencontraron con su familia, por ejemplo.

Hay otros que al estar encerrados tienen cuadros de angustia y ansiedad.

Hay situaciones que desencadenan esto, prender el televisor y que en el noticiero hablen de cuántos muertos hay por el virus. Hay que dejar algo en claro: lo traumático es traumático desde lo subjetivo, no a todos les va a causar conmoción algo que suceda en la realidad”, planteó González.

Te puede interesar
Puratich confirmó el caso de un reinfectado con Covid-19

Por último destacó que actualmente se sigue trabajando con personas que en forma previa a la cuarentena ya recibían atención desde Salud Mental, gente que consume bebidas alcohólicas o estupefacientes, que necesita medicación y está preocupada por cómo conseguirla y otras situaciones. “El problema de esta situación va a ser lo que venga después.

El conflicto se va a desatar cuando la gente reaccione a posteriori, cuando se den cuenta de todo lo que pasó, de lo que ya no tenemos, de lo que perdimos, ahí viene la otra parte, la parte depresiva.

Por ahora no vemos angustia o ansiedad de forma masiva, lo que sí vemos son casos de personas muy preocupadas porque ya no tienen ingresos económicos, mucha gente se ganaba la vida día a día.

Ese tipo de cuestiones son problemáticas, porque ahí uno se juega el sustento o la comida de sus hijos”, concluyó el jefe de Salud Mental del Hospital Regional.

Comentar
- Publicidad -