Bonistas extranjeros rechazaron la oferta de Martín Guzmán

Tres grupos ya expresaron su rechazo la reestructuración que propuso el gobierno argentino. De todas maneras, mostraron dispuestos a seguir negociando para llegar a un acuerdo.

La propuesta del gobierno nacional para reestructurar la deuda con bonistas extranjeros ha generado rechazo en tres grupos de bonistas. Sin embargo, se mostraron dispuestos a continuar con las negociaciones para llegar a un acuerdo.

El primer grupo en expresar su rechazo fue el Comité de Acreedores de la Argentina, que pidió “negociaciones de buena fe” y  aseguraron que los cálculos que circulan entre los inversores en Wall Street, conlleva una quita superior al 60 por ciento.

Pero hoy se sumó el rechazo de uno de los principales grupos de acreedores que tiene el país, el cual está integrado por Ashmore, BlackRock, Fidelity y otros grandes fondos. Ese grupo posee cerca del 25% de la deuda emitida durante la gestión anterior y el 15% de los bonos del último canje. Pero la buena noticia para la Casa Rosada es que a pesar del rechazo ese grupo dijo estar dispuestos a respaldar un plan que genere un alivio en los pagos de la deuda de más de US$ 40.000 millones.

A la negativa de esos fondos se sumó el del “Grupo Ad Hoc de Titulares de Bonos de Canje de la Argentina”, que poseen más del 16% del total de los bonos emitidos por la Argentina en los canjes de 2005 y 2010. Está formado por unos 20 fondos de inversión liderados por Monarch, HBK Capital Management, Cyrus Capital Partners LP y VR Capital Group, entre otros.

Te puede interesar
Guzmán: "Los acreedores piden ajustar jubilaciones y eso no lo vamos a hacer"

Esos fondos también acusaron al Gobierno de hacer una propuesta “unilateral”, sin negociaciones de “buena fe”. Pese al rechazo, los tres grupos de acreedores se mostraron dispuestos a negociar con el Gobierno para llegar a un acuerdo.

“El Grupo considera que todas las partes interesadas en Argentina deberán contribuir a una solución que ponga a Argentina en el camino hacia el crecimiento sostenible y la estabilidad financiera. Sin embargo, las propuestas incluidas en el comunicado de prensa no satisfacen ese objetivo y buscan colocar una parte desproporcionada de los esfuerzos de la Argentina para el ajuste a largo plazo sobre los hombros de los tenedores de bonos internacionales”, expresan a través de un comunicado.

“El camino de la Argentina hacia un futuro más próspero requiere del apoyo activo y la cooperación de todas las partes: tenedores de bonos internacionales y locales, el FMI, el Banco Mundial y otros socios multilaterales y bilaterales, además de la sociedad argentina y su gobierno”, agregan desde el Grupo de Titulares de Bonos de Canje.

Comentar
- Publicidad -