“A no bajar los brazos”, el mensaje del Presidente a Cotillo en videoconferencia

El intendente de Caleta Olivia, Fernando Cotillo participó de una videoconferencia junto al presidente de la Nación, Alberto Fernández, y otros 33 jefes comunales de la Argentina.

 

En ese marco, Cotillo presentó al presidente Fernández un estado de situación de la localidad desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio a la fecha, teniendo en cuenta sobre todo el estado de la salud, el comercio y la producción en la localidad.

“El primer dato es que no tenemos ningún caso positivo. Hay tres casos sospechosos a la espera del resultado, sin nexo epidemiológico. En ese aspecto estamos bien”, expresó el intendente.

En segundo lugar, se refirió de lleno a la situación productiva. Por un lado, destacó el cumplimiento de los protocolos en el Puerto Caleta Paula y la Terminal de Ómnibus ante el arribo y partida de los trabajadores de la pesca y la minería. Luego, marcó preocupación por la producción petrolera y su repercusión en el comercio local. “La luz es amarrilla”, graficó, dando cuenta de una señal de alarma.

“Si bien el virus no se manifestó en las calles, hicimos muchas consideraciones y, prácticamente el 80% del circuito económico está cubierto entre los exceptuados del DNU y el comercio on line y los denominados por turno”, sumó.

Por último, habló sobre la cuestión social y el importante trabajo que se lleva adelante para auxiliar con alimentos a las familias que más lo necesitan. Allí, destacó el aporte de empresas, comercios y sindicatos.

Te puede interesar
Brasil supera el millón de casos de coronavirus y registra casi 49.000 muertos

“Les pido que no bajemos los brazos”

En diálogo con los intendentes, el presidente Alberto Fernández realizó un importante balance y una fuerte defensa del aislamiento social que inició el 20 de marzo. En ese sentido, pidió “no bajar los brazos y proteger a los vecinos”, sobre todo a los adultos mayores. “No debemos relajarnos porque el problema aun existe. Sentimos que no nos contagiamos a la velocidad de otros y eso es cierto por el esfuerzo que hacemos. Cuidamos que la gente no salga a la calle”, expresó y sumó: “Esto está lejos de haber terminado”.

Con palabras emotivas, el presidente expresó que “se están haciendo las cosas bien” y que “eso debe dar fuerzas para seguir actuando de esta forma”. “Cuando uno dice ´quédense en su casa, sabe que esta encerrando a los consumidores, afectando al comercio, la producción y la economía, pero este problema no lo tiene la Argentina, lo tiene el mundo entero”, añadió.

“Tenemos que ser ingeniosos”

En otro tramo de la conversación, aseguró que el Estado nacional va a hacer todo para que a los sectores más pobres no les falten ingresos y comida, para que las empresas sigan en pie cuando termine la cuarentena. “Tenemos que ser ingeniosos y lograr que, cuando termine la cuarentena, el panorama sea igual y todos estemos dispuestos a arrancar la economía. Vayamos despacio”, sumó.

Te puede interesar
Sesenta y dos nuevos casos de coronavirus en un geriátrico porteño

En ese sentido, hizo referencia a Caleta Olivia: “Ahí lo veo a Fernando Cotillo preocupado por el volumen de trabajo en el puerto y la actividad productiva. Si hay un protocolo de distanciamiento y cuidado, con guantes y mascarilla, se puede hacer”.

Seguidamente, marcó que el Estado nacional dispuso $120 mil millones para auxiliar a las provincias. “Vamos a ir en socorro de todos. Quédense tranquilos. Les pido que no bajemos los brazos. Habrá que hacer un esfuerzo más, mostrando la solidaridad de nuestra alma y no la miseria de sacarse el problema económico de encima”, esgrimió.

Por último, marcó: “Les hablo con crudeza porque no sé hablar de otro modo. Todo mi afecto y respeto por lo que ustedes hacen. Yo sé de la importancia de los intendentes y sé que si las ciudades no explotan es porque ustedes contienen. Nadie va a quedar desamparado del Gobierno nacional”.

Comentar
- Publicidad -