El Partido Democrático del presidente Moon Jae In logró la victoria en las urnas

Su triunfo se interpreta como un espaldarazo popular a su exitosa gestión de la crisis del coronavirus en Corea del Sur con una inusual campaña electoral marcada por las estrictas medidas de higiene y el recurso a internet como vía para captar votos.

Con casi el 100% de los votos escrutados, la Comisión Electoral informó el jueves por la mañana de que la formación de Moon ganó 163 escaños de un total de 300, a los que hay que sumarle otros 17 de un partido afín.

Por su parte, el principal partido de la oposición, el conservador Futuro Unido, sufrió una sonora derrota, ocupando solo 103 poltronas. El resto de bancos se los repartieron entre formaciones minoritarias y candidatos independientes.

Seúl apostó por un modelo basado en la realización de pruebas de detección masivas (hasta 15.000 al día), la monitorización y control tecnológico de los casos y el mantemiento de la distancia social, sin recurrir a las estrictas cuarentenas de Pekín.

Su estrategia resultó exitosa, y en los últimos días apenas suma 30 infectados al día -la mayoría importados-, y un total de 225 fallecidos, una cifra muy inferior a la de la otros países. Ante esta mejora, la población respondió ayer con un índice de participación del 65%, el mayor de sus 28 años de historia parlamentaria.

Comentar
- Publicidad -