Omar Avilez espera con urgencia un donante de corazón

Un comodorense se encuentra internado en Buenos Aires a la espera de un donante de corazón, se trata de Omar Eduardo Avilez de 48 años de edad.

El trabajador de Petroquímica vive con su esposa y su hijo en el barrio Restinga Alí y desde enero está con complicaciones de salud.

Su esposa, Milagros Carrizo relató que el 22 de enero se encontraban de vacaciones en Río Negro cuando Avilez sufrió tres infartos. Estuvo internado en General Roca hasta que lo derivaron en avión sanitario a Buenos Aires, al Instituto Cardiovascular de Buenos Aires –ICBA–. Actualmente su estado de salud es crítico y se encuentra en la lista de emergencia nacional del INCUCAI por trasplante de corazón.

A la espera de un donante

Carrizo relata que a su marido al llegar al Instituto Cardiovascular quedó en terapia intensiva donde lo estabilizan y lo suben a una sala en el sector de coronaria. Desde que llegó tuvo muchas complicaciones, inmediatamente a los pocos días lo ingresan a la emergencia nacional por trasplante de corazón.

Avilez tuvo mucho sangrado y empezó a empeorar, entonces los médicos toman la decisión de subirlo a quirófano y conectarlo al ECMO, un sistema de Oxigenación por Membrana Extracorpórea, que permite realizar la función respiratoria y limpiar la sangre, mientras que los pulmones pueden permanecer menos activos. El ECMO se considera una técnica de rescate para aquellos pacientes que presentan insuficiencia respiratoria secundaria a ciertas enfermedades.

Asimismo explica que: “el ECMO tiene un periodo de 20 días de uso, siempre y cuando el paciente no tenga complicaciones, pero Omar tuvo coágulos así que lo subieron a quirófano, lo abrieron, lo limpiaron todo y lo cerraron, desde ese momento se lo pudo conectar nuevamente al ECMO. Pero nos llamaron a la noche y nos dicen que había sangrado nuevamente esta vez en la parte de los huesos” relata.

“Mi esposo está en estado crítico, le están haciendo diálisis porque comenzaron a fallar sus riñones. Su organismo, al no funcionar bien un órgano -en este caso su corazón – empiezan a fallar los otros órganos” expresó, con lo cual esperan que pronto aparezca un donante.

“La única manera que Omar se pueda salvar
es que digamos sí a donar los órganos”

El grupo Axalan San Juan trabaja hace ocho años en generar conciencia y difundir información acerca de la donación de órganos y tejidos, y acompañan a la familia Avilez en este momento.

“La única manera que Omar se pueda salvar y todos los pacientes que necesitan un trasplante es que digamos sí a donar los órganos. Así como Omar muchos niños y adultos están en emergencia nacional del INCUCAI por trasplante de órganos” expresan desde el grupo.

“Cuando uno tiene que tomar la decisión de donar los órganos de un ser querido que acaba de fallecer en la terapia intensiva de un hospital o clínica es un momento de mucho dolor. Si decimos no a donar los órganos, otros papás y mamás o familiares cercanos de un niño o adulto que espera un órgano para seguir con vida y mejorar su calidad de vida pasaran por ese mismo dolor de la pérdida” expresaron y agregaron que “si nosotros donamos los órganos podemos evitar que otros pasen por ese dolor, podemos salvar la vida de otros seres humanos y ese ser querido que se nos fue convertirse en un héroe en la tierra”.

Finalmente Axalan San Juan expresa: “los órganos no van al cielo y en la tierra pueden salvar muchas vidas. Muchos niños y adultos mueren esperando un órgano que nunca llegó, tenemos que empezar a cambiar nuestros actos para poder salvar toda vida”.

El 7 de enero se firmó el Decreto 16/2019 que reglamenta la Ley 27.447 de trasplante de órganos, tejidos y células en todo el país. Es un paso más para determinar la manera en que debe ser aplicada, respetando los derechos de toda la comunidad. Según la nueva modificación de la ley de trasplante todas las personas mayores de edad son donantes, a menos que hayan expresado lo contrario.

Asimismo para los menores de edad aún se necesita el consentimiento de los padres o tutores legales, para la donación de los órganos de un menor que acaba de fallecer en una unidad de una terapia intensiva.

Comentar
- Publicidad -