Herrera: “El Covid-19 nos va a poner en terapia intensiva”

Comercios. “Realmente ya veníamos complicados. El Covid-19 nos va a poner en terapia intensiva, podríamos decir que Chubut es un paciente que ya tenía afecciones que podían agravar la patología” dijo Herrera. Y consideró que “desde el punto de vista económico, el panorama no es bueno”.

En el último tramo de la entrevista con este diario, César Herrera se refirió a algunas posibles medidas que podrían tomarse para atenuar la crisis económica, a cómo será la realidad de Chubut y Comodoro Rivadavia y a otras consecuencias que tendrá el impacto del Covid-19 en la economía argentina. Si bien no aseguró que habrá hiperinflación en Argentina, sí advirtió que es una posibilidad.
“Se habla de que el Estado es más que el mercado. El Estado es el que tiene que salir a auxiliar a todo el sistema económico, hasta ahí venimos bien, con este análisis, entonces podríamos decir que el Estado prevalece sobre el mercado. La pregunta siguiente es qué tipo de Estado.

En Argentina, hablamos del que vino después de la reforma de 1990. Nadie se ocupó de fortalecer el sistema estatal, de entregarle capacidad de decisión o capacitación. Entonces lo que sucede es que se toman decisiones, pero en muchos casos son medidas desactualizadas con respecto a lo que sucede en la realidad”, sostuvo el economista local.

Medidas para atenuar la crisis

Respecto a este tema Herrera planteó que, en líneas generales, lo que habrá que hacer es “inyectar una cantidad de dinero fenomenal”, fundamentalmente para atender a los sectores más vulnerables, a las actividades productivas más impactadas, al refuerzo de la capacidad de asistencia sanitaria. En los últimos días, el Estado gastó 430.000 millones de pesos para atender la emergencia sanitaria.

“La decisión de postergar el pago de impuestos hará que disminuyan los recursos del sistema de seguridad social. Asimismo, menores ventas anticipan baja recaudación en impuestos coparticipables y por ende menos transferencias a provincias y municipios, que tendrán problemas para pagar sueldos y asistir a los más vulnerables.

Una estimación propia indicaría que, mínimamente, el Banco Central va tener que emitir en el orden de los 350.000 millones de pesos adicionales”.

“Las medidas que se tomaron tienen un sesgo correcto, pero pienso que se requiere otro tipo de profundidad. No hablamos de falta de información, tampoco de ceguera ideológica. Este gobierno se queda con esto de darle a los que menos tienen y que los que más tienen sean los que aporten recursos.

Te puede interesar
Covid-19: Falleció la doctora Victoria Ponce Cejas, médica del Hospital de Diadema

El problema es que los que podrían llegar a tener esos recursos ya venían muy golpeados por los cuatro años de gobierno de Macri. Creo que lo que hay que hacer es profundizar estas medidas para esos miles de empresarios. Las pymes generan el sesenta por ciento del empleo en Argentina. Una vez que pase todo esto, habrá sectores que se van a ver fortalecidos en lo económico, sobre todo lo que tiene que ver con lo digital”.

La situación de Chubut y de Comodoro

En otra línea de análisis, el contador se refirió a cómo cree que será la situación de la provincia y esta ciudad. Respecto a Chubut, su pronóstico no fue muy alentador. “Realmente ya veníamos complicados. El Covid-19 nos va a poner en terapia intensiva, podríamos decir que Chubut es un paciente que ya tenía afecciones que podían agravar la patología.

Está muy bien esto de quedarnos en nuestras casas, de hecho nuestra provincia es una de las que más bajó el nivel de actividad. El gran problema es que esto no se está empleando para prepararnos para lo que va a venir. Desde el punto de vista económico, el panorama no es bueno.

Si particionamos la estimación de recursos en tres tercios, el panorama queda de la siguiente forma: regalías con tendencia a la baja respecto del promedio de treinta millones de dólares de los meses anteriores y aplicados al pago de la deuda; coparticipación federal de impuestos a la baja en un 40 por ciento aproximadamente; y por último recaudación propia con similares características por baja de actividad económica provincial. Necesitaríamos una asistencia de unos 10.000 millones de pesos, y el gobierno nacional estableció 60.000 de asistencia directa y otros 60.000 para ‘préstamos blandos’ a provincias, lo que resulta a todas luces insuficiente para la dimensión del problema”.

Te puede interesar
Comenzó a implementarse el plan Detectar en Standard Norte

En el caso de Comodoro, el economista señaló que la ciudad se verá fuertemente impactada. “La magnitud del problema de ingreso de recursos tributarios y no tributarios también envolverá a la Municipalidad. Hay que mensurar el impacto en la inversión petrolera en la Cuenca del Golfo San Jorge, que es la actividad dominante en el Producto Bruto Geográfico local.

La disminución de la demanda de petróleo estimada por la Agencia Internacional de Energía en un veinte por ciento casi pulveriza la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudita. En nuestro caso, nuestro destino está ligado a nuestras exportaciones y a la demanda interna de combustibles y plásticos, lo cual anticipa una baja moderada de la actividad”, señaló.

“Argentina es un país que tiene recursos, pero para activar esos recursos y transformarlos en algo tangible hay que invertir. En Chubut nosotros dependemos de las inversiones de empresas petroleras, lo que queda saber es si habrá operadoras dispuestas a invertir en un sector que va perdiendo capacidad. La complejidad es enorme y las miradas diversas.

El Estado no está preparado para gobernar la economía que se viene. Para eso se necesita información, cuadros técnicos preparados, asistencia financiera y un conjunto de nuevas ideas que nos lleven a un lugar distinto del que venimos”, añadió.

Por último, Herrera habló sobre un viejo conocido de la Argentina: la hiperinflación. Si bien no aseguró que esto sucederá en el país, sí advirtió que es una posibilidad: “se dice que la hiperinflación se va a poder evitar porque el Estado tiene mecanismos para evitar su llegada. Yo creo que esto se va a poder contener por un tiempo, estamos cuasi condenados a una hiperinflación galopante. Hay que generar nuevas ideas para salir de este gran problema”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -