En allanamiento, encuentran uniforme policial, bastón y munición de guerra

La policía encontró ayer parte de un uniforme policial robado, un bastón tonfa, un equipo portátil de comunicaciones y munición de guerra en un allanamiento que le hizo en el departamento al hijo de un expolicía en las Mil Viviendas de Trelew, por el caso de un hombre al que aparentemente baleó.

El procedimiento fue llevado a cabo alrededor de las 12 del mediodía en la Escalera 55 del sector C, en las Mil Viviendas, en el barrio Constitución. Fue por el caso de un sujeto al que le balearon la pierna hace unos días, en medio de una pelea, presuntamente, con el sujeto al que le allanaron la vivienda.

En esa diligencia, las autoridades de la Policía de Investigaciones encontraron y terminaron llevándose secuestrada una caja de balas calibre 223, un gabán –campera– robado a un policía, un equipo de comunicaciones portátil Motorola, también perteneciente a la institución; un bastón tonfa, un correaje (cinto) y el portaarmas.

A ese lugar “se irrumpió con el grupo GEOP, dado que la causa por la que nos constituimos ahí era una agresión con arma de fuego y presumíamos que la persona que está vinculada podía estar armada”, contó el jefe de la Policía de Investigaciones, el comisario Eduardo Chemín, al revelar que el arma que utilizaron para herir a la víctima fue una pistola calibre 3.80, que lamentablemente no fue encontrada en el lugar.

Te puede interesar
Secuestraron dos armas de fuego por enfrentamientos entre grupos antagónicos

La carátula del caso lleva el nombre de la víctima y según el jefe policial se trató de un hecho que sucedió en el mismo barrio Constitución. “El hecho sucedió hace dos semanas aproximadamente, luego que la víctima fuera interceptada por el sujeto al que allanamos y después de una discusión le efectuaron un disparo con un arma de fuego que le impactó en una de las piernas”, indicó Chemín.

Allanamiento por un asalto

Momentos después de este procedimiento, las mismas autoridades allanaron otro domicilio situado en el barrio Abel Amaya, en la zona oeste de Trelew por un asalto a mano armada que hubo el fin de semana pasado en una panadería de ese mismo sector y en la diligencia incautó unos 500 pesos en efectivo de los que se presume que podrían haber sido parte del botín que se llevaron del negocio.

El allanamiento se efectuó en la calle Telsen al 200, en donde vive un individuo sindicado de haber participado en el atraco y después se requisó un auto que le pertenecería y que la policía había incautado a los minutos del hecho, abandonado en las inmediaciones del local comercial asaltado. En el vehículo secuestraron capuchas y unos diez pesos.

Comentar
- Publicidad -