Coronavirus en pediatría

En el momento de escribir estas líneas se informaban 502 casos de coronavirus en el país. Si sumamos que recién comienzan a detectarse casos autóctonos y se está organizando la red de laboratorios de diagnóstico uno puede presumir que las próximas semanas definirán el perfil real de la dimensión de la enfermedad en Argentina.

Al definirse que hay circulación del virus en la comunidad y en el medio de una cuarentena vale la pena puntualizar algunos de los aspectos del “comportamiento” del coronavirus en la infancia:

–  Miles de casos en el mundo han mostrado que las edades entre 0 y 18 años (el rango de la pediatría) muestran cifras bajísimas (menos de 1 %) en la distribución de enfermos. No hay muertos ni pacientes graves. Investigaciones seguramente revelarán cual es el “factor (o factores ) de protección” que impiden al virus “adherirse ”a las vías respiratorias del chico y hacerle daño. Pero esto no impide que sea portador y entonces desde el punto de vista sanitario se lo debe tener en cuenta como fuente de contagio.

– La difusión de esta “inmunidad” del chico y el énfasis en que ataca a “gente grande” creo que ha favorecido ciertas conductas irresponsables de padres que se pasean alegremente con su hijo. No solamente actúan contra el aislamiento y/o el distanciamiento social sino que desafían a un virus que van trasladando con su hijo y que puede contagiar a otros, incluida la propia familia.

Te puede interesar
“El coronavirus es democrático para expandirse pero profundamente clasista cuando hay que contar las muertes”

– En esta situación de pandemia los padres deben evitar concurrir a salas de espera, guardias, consultorios, etc. No solamente porque rompen el esquema de aislamiento indicado sino porque se exponen a llevarse el virus a sus casas desde esos lugares. Los controles de niños sanos deben cancelarse y las consultas por enfermedades leves también.

– “¿Podrá ser coronavirus lo que tiene mi hijo?”. Es la pregunta similar a lo que ocurría con la Gripe H1N1 en el 2009. La respuesta es SI. Pero si el cuadro no es grave no justifica laboratorio, radiografía, hisopado, etc. Epidemiológicamente quedará como “sospechoso” pero en plena explosión de casos el diagnóstico específico (hisopado) quedará reservado seguramente para los internados. El niño deberá aislarse, cumplir cuarentena, mantener distancia con demás miembros de la familia (sobre todo si hay adultos mayores).

-En esto momentos en Chubut no hay casos diagnosticados (no significa que no haya casos…) pero que esto no signifique relajar todas aquellas medidas de prevención.

Nuestra zona no es un pueblito de cien casas en medio de una montaña. Es una ciudad de unos 300.000 habitantes, con gran tránsito de personas vía terrestre, con llegada de unos 2.000 pasajeros diarios en vuelos hasta hace poco. O sea: es muy factible que el virus circule y desate muchísimos casos.

Te puede interesar
Como prevención, siguen acondicionando espacios de contención para eventuales casos de coronavirus

-Mirando el lado positivo la cuarentena ofrece la oportunidad de entrenar a los chicos en hábitos y formas de vivir que les serán útiles para el futuro: aburrirse no es malo, lavarse las manos evita enfermedades, el respeto por el otro, los tiempos de sobremesa, la pantalla como herramienta educativa y no solo para juegos, juegos de mesa en familia, etc.

Esperemos que el coronavirus tome un camino lento y hasta quizás prolongado pero que no estalle con fuerza y establezca la ruptura no solo del sistema sanitario sino también del entramado social y familiar en donde los chicos juegan un rol fundamenta

Dr Manuel Vivas
Por el Dr Manuel Vivas- MP 289
Comentar
- Publicidad -