El Municipio lanzó línea de créditos para comercios

Anuncio. El intendente Juan Pablo Luque encabezó ayer una conferencia de prensa donde se anunció una línea de créditos blandos para comercios y pymes, con fondos municipales.

En conferencia de prensa el intendente Juan Pablo Luque, acompañado por distintos funcionarios anunció una línea de créditos especial para empresas locales con tasas muy por debajo de las que se manejan en el mercado. Las pymes que accedan a estos créditos deberán cumplir una serie de condiciones para sostener el conveniente interés que ofrece el gobierno local a lo largo de toda la vida del préstamo.

Acompañaron al jefe comunal el secretario de Economía, Germán Issa Pfister; el secretario de Recaudación, Israel Coen; y el presidente de la Agencia Comodoro Conocimiento, Nicolás Caridi; quienes explicaron los alcances de la línea crediticia y recalcaron que la intención de estos créditos “blandos” es sostener el empleo dentro del empresariado local.

Los créditos especiales anunciados por el Municipio irán de la mano con una serie de medidas fiscales que se aplicarán directamente a las pequeñas y medianas empresas locales. Al respecto, el secretario de Recaudación del Municipio, Israel Coen indicó que “estamos preocupados por la baja en la actividad comercial, que no solo impacta en los autónomos, sino también en las familias. Nuestras medidas están en consonancia con las que ya se tomaron a nivel nacional. Vamos a ayudar en lo que refiere a reducción de aportes previsionales para empleados y en una prórroga de la moratoria de la AFIP. Para aquellos que tengan deuda con el fisco, se extendió el plazo hasta el 30 de junio, eso da la posibilidad de poder acceder a tasas bonificadas, con moratoria a mediano y largo plazo”, explicó el funcionario.

Te puede interesar
Luque y Linares fueron recibidos por Alberto Fernández

En la misma línea, Coen resaltó que “nosotros lo que hicimos fue poner una reducción del cincuenta por ciento en la tasa de interés, tanto para los intereses moratorios como de financiación.

También una prórroga por noventa días para ingresos brutos. En el caso de ser necesario un plan de financiación, esto se va a hacer con una tasa de interés del cincuenta por ciento de la que estaba vigente, una tasa muy por debajo de la inflación. Si bien tenemos una merma en nuestra facturación, lo que se paga en marzo en realidad es la facturación de enero y se prorroga por noventa días.

Toda la evaluación posterior se va a hacer en función de cómo se vaya desarrollando la crisis y las medidas que tengan que ser tomadas para evitar que la pandemia nos siga afectando”.

Comentar
- Publicidad -