Los altos precios en las farmacias y el descargo de los farmacéuticos

Eduardo Molina, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Chubut, se refirió a la polémica instalada en la agenda mediática en los últimos días sobre los altos precios en farmacias de la provincia y el resto del país. El farmacéutico advirtió que la institución que conduce no es autoridad de aplicación y que los precios están sujetos en gran medida a los valores que dan los distintos proveedores. Además, admitió que desde el Colegio de Farmacéuticos se sienten irritados por la seguidilla de inspecciones.

“Nosotros no somos autoridad de aplicación en cuanto a precios, no regulamos eso. La autoridad de aplicación en estos casos es la Secretaría de Comercio o la AFIP. A nosotros nos molesta el tema de las inspecciones, estamos atravesando un proceso bastante complicado. Somos considerados un servicio esencial y no lo digo yo, lo dice el Poder Ejecutivo Nacional. No somos formadores de precios, los precios vienen directamente de los proveedores. Uno se siente molesto, irritado por tantas inspecciones, se siente agredido”, expresó respecto al tema el entrevistado.

En la misma línea, se refirió al alcohol etílico, algo que hoy registra una gran demanda pero casi no se consigue. “Si hablamos puntualmente de alcohol, hay distintas marcas y precios, no hablamos de un único valor. En el transcurso de los últimos días, yo recibí veinticuatro botellas de 500 mililitros, algo que en quince minutos ya no está más en una farmacia. El alcohol es algo que no nos mueve el amperímetro, nosotros tenemos recetas de PAMI de 2.000 o 3.000 pesos que las cobramos recién a los cien días. No es algo que influya financiera y económicamente en nuestra vida diaria. Cuando conseguimos lo que está en falta nos tenemos que remitir al precio del proveedor, pero a veces también sucede que nos dan un determinado valor y después eso no se puede vender, porque el precio es desorbitante”.

Te puede interesar
Crisis y oportunidad: los precios de muchos 0km, en su mínimo histórico

Además, Molina ratificó que, tanto en la provincia del Chubut como en el resto del país hay faltante de elementos básicos de higiene como alcohol en gel, guantes y demás. Pero indicó que el problema no es solamente de esta provincia, sino del resto del país. “Nuestros proveedores son externos, no son provinciales, entonces eso trae como consecuencia que ocurran este tipo de cosas. Las farmacias no están recibiendo mucha cantidad de alcohol o alcohol en gel, reciben pero a cuentagotas. Otra cosa que hay que destacar es que, nosotros, a diferencia de Buenos Aires, con la nueva ley que nos rige, en las farmacias, siempre y cuando haya laboratorio, podemos producir el alcohol en gel”.

Comentar
- Publicidad -