Hoy abren los bancos y los supermercados

El gerente comercial de la sucursal céntrica del Banco Nación, Federico Ross, se refirió en diálogo con Crónica a lo que fue la masiva jornada de concurrencia de jubilados y beneficiarios de la AUH el viernes a todos los bancos del país. Puntualmente, en la sucursal del centro del banco estatal, se atendió un estimado de 2.000 personas, con una fila que daba la vuelta a la manzana. El entrevistado planteó que, haciendo números en una primera instancia, un treinta por ciento del caudal de gente eran jubilados, mientras que el resto era público joven.

Ayer por la mañana, los dos bancos principales de la zona céntrica de Comodoro estaban desiertos, algo que en cierta medida no se esperaba. Con el anuncio de que las entidades financieras abrirían sus puertas el sábado y el domingo, se esperaba una mayor cantidad de gente. Sin embargo, el mayor caudal de personas se registró el viernes por la mañana, registrándose largas filas en todos los bancos del país. “La cola que registramos hoy (por ayer) no se parece en nada a la de este viernes. Hoy la fila no llegaba ni siquiera hasta el correo”, señaló Federico Ross, gerente comercial de la sucursal del centro del Banco Nación.

“Acá la gente empezó a hacer fila cerca de las cinco y media, seis de la mañana. Mucha gente vino sin saber si podía cobrar, no sabían si se adelantaba el cronograma de pagos o no. Venían a probar suerte con los cobros, incluso muchas personas vinieron para ver si podían cobrar la ayuda económica que anunció el estado a través de ANSES” explicó Ross.

Y agregó: “Creo que muchos no estaban bien informados respecto a esto, o entendieron mal la información, porque pensaban que ya inscribiéndose podían cobrar. ANSES lo que hace es confirmar el cobro y esto después se notifica por sus canales de comunicación, salvo las asignaciones, que ya se venían cobrando automáticamente. Pero aquellos que no tienen cuenta tienen que esperar la confirmación y ser notificados de si ingresaron o no con el beneficio”, señaló.

Respecto a la atención que se brindó a jubilados, el gerente resaltó que desde la entidad financiera nacional se buscó darles prioridad para que no esperaran tanto tiempo y pudieran volver a sus casas lo antes posible. Algo que complicó los tiempos de atención fue el hecho de que se acumularon muchos pedidos de diferentes prestaciones, entre asignaciones, fondos de desempleo, jubilaciones y gente que simplemente iba al banco para poder hacer consultas. “Creo que la gente tuvo más bien un comportamiento de incertidumbre y falta de información. Ahora lo que tenemos que ver es el cronograma de trabajo que viene para estos días. A partir del 8 de abril se va a pagar al resto de la nómina de jubilados con montos más grandes de salario. Tenemos que ver qué medidas toman los entes rectores”.

En la misma línea, el ejecutivo del Nación planteó que “los bancos de todo el país colapsaron por la gran cantidad de gente que se movilizó, todo el cronograma de pagos de marzo se acumuló en un solo día y la gente vino toda junta. Ahora nos queda ver qué va a pasar a posteriori y qué medidas se van adoptar por la pandemia. Nosotros ayer atendimos cerca de 2.000 personas”, precisó.

Comentar
- Publicidad -