“Nuestra hija no está a la venta, no sabemos por qué la jueza dispuso dejarla con los raptores”

“Nuestra hija no está a la venta, no sabemos por qué la jueza dispuso dejarla con los raptores”

La zíngara adolescente de 15 años que se fue de su casa sobre avenida EE.UU al 800 la tarde del viernes 27 de marzo y supuestamente habría sido raptada por el padre de otra familia de la misma colectividad para casarla con uno de sus hijos, sigue sin aparecer y, al parecer, bajo custodia judicial pero en la casa de sus supuestos raptores.

Así lo dispuso la asesora de Familia Daniela Roberts que telefónicamente dispuso suspender provisoriamente otra medida previamente ordenada de restitución (a su seno familiar) y prohibición, entre otros fundamentos. Asimismo dicha asesora de familia dispuso que desde la Defensa Pública designen una patrocinante legal que represente a la adolescente. Cabe consignar, y tal como viene informando este medio, que en la medida se dispuso también la prohibición de acercamiento para la denunciante Rosa Nicolás y sus familiares, hacia el domicilio de la familia Cruz donde supuestamente se encontraría residiendo la jovencita que se fue la tarde del viernes 27 de marzo último.

“La raptaron para esclavizarla, para tenerla de sirvienta, no quiero la ley de los gitanos, ella no es un auto o cualquier cosa que pueden comprar” había manifestado Rosa Nicolás ante este medio, refiriéndose a la jovencita como si fuera su hija, aunque en realidad es su nieta.

“No queremos venderla ni por todo el oro del mundo, nuestra hija no es mercancía” dicen los padres.

Ayer este medio se entrevistó con Luciano Jorge y Miriam Traico, los padres de la menor de edad, explicando que “cuando era chiquita nos fuimos a vivir a Bahía Blanca, no le gustaba Bahía por tanto calor y se vino entonces a vivir con mi mamá Rosa, y ella la crió, pero nosotros siempre estuvimos al cuidado, también de su crianza, por eso para mamá es como una hija” señalaba Luciano Jorge.

Te puede interesar
“La definición de caso sospechoso es dinámica, cambia todo el tiempo”

“Nosotros lo único que queremos es recuperar a nuestra hija ya que es una niña aún, hicimos la denuncia correspondiente como se debe, lo hicimos en la Comisaría de la Mujer, en el Juzgado de Menores y cuando la jueza había dado la orden para que me la restituyan, el día lunes 30 cuando esperábamos ansioso para ir a buscarla con la policía, pero pasaron 2 horas sin que me llamaran, llamo y pregunto y me dicen que la jueza había determinado de no entregármela, porque al parecer, nuestra hija había cambiado sus dichos y dado otra versión, por eso simplemente decidió no entregármela, y nos preguntamos cómo una jueza sin haberle tomado declaración ni nada parecido, haya decidido dejarla en una casa extraña, la casa de sus raptores, donde ni siquiera tiene familiares cercanos, no se la puede llamar por teléfono y debe estar incomunicada, esto no es normal… nosotros lo único que queremos es recuperar a nuestra hija y creemos que con 15 años no puede decidir por ella misma”.

Finalmente y en referencia a la otra parte (familia Cruz) “dicen que andan diciendo que le estamos pidiendo como 6 camionetas para entregarle a nuestra hija, le queremos decir que nuestra hija no está a la venta, la ley gitana para nosotros no existe, no hay plata que pueda pagarla, esperamos que nuestra abogada pueda ayudar a poner en claro las cosas” culminaron.

Comentar
- Publicidad -