El Grupo Scout 730 Cristo Rey busca construir su sede con ecobotellas

Desde el Grupo Scout 730 Cristo Rey compartieron con este medio una propuesta que están trabajando como grupo y pueden hacerlo todos desde sus casas, cuidando la tierra y ayudando activamente en la construcción de su sede.

Rocío Segura, educadora del Grupo Scout 730 Cristo Rey y una de las referentes del proyecto, en diálogo con Crónica, comentó que “en nuestra zona el viento predominante sopla hacia el este, el mar. La basura de nuestros hogares, llevada al basural, muchas veces termina arrastrada por el viento, atrapada en una planta, tapada con tierra o en nuestro mar. En la isla de la basura en el Pacífico, se calculan 80.000 toneladas de plástico, 1,6 millones de kilómetros cuadrados”.

Al mismo tiempo, recordó que cuando efectuaron los movimientos de tierra en la sede del grupo, hallaron nylon y telgopor enterrados a más de un metro. “Algo similar ocurre todos los años cuando hacemos la limpieza de playas. Esa basura tarda muchísimo en desintegrarse, incluso algunas nunca lo hacen, contaminando todo y a todos. Durante todo este tiempo afectan la vida en la tierra y el mar; los animales se enredan o lo comen. Contaminan las napas de agua y los humanos nos exponemos a ellos a través de la cadena alimentaria”.

Y agregó: “entonces queremos pedirle a la comunidad que reflexione en forma personal y en familia sobre esto, cómo nos afecta y qué podemos hacer. Que trates de evitar los elementos de un solo uso, especialmente los plásticos”.

Te puede interesar
Rafa Nadal sigue siendo el rey de Roland Garros

Algunas ideas
Con respecto a algunas ideas, Segura puntualizó que se puede cargar una botella reutilizable propia, llevar una bolsa de tela para hacer las compras, reutilizar contenedores de vidrio o plástico, evitar el uso de bolsas plásticas y utensilios descartables. “Pueden llevar tu propio contenedor reutilizable al hacer compras en carnicerías, heladerías, almacenes, donde vendan artículos sueltos”.

Separación de residuos
Por otro lado, exclamó que separar la basura en cada uno de los hogares y acercarlos a los puntos verdes de la empresa Urbana es muy fácil. “En el iglú azul va todo el vidrio y en el iglú verde el plástico, metal, cartón, papel, telas y nylon”.

Invitación a fabricar ecoladrillos
Además, la entrevistada invitó a un desafío para colaborar con el grupo para fabricar alrededor de 1.300 ecoladrillos. “Estos serán utilizados en la construcción de nuestra sede. Aquellos plásticos que no puedan reducir o reutilizar, podemos ponerlos en una botella plástica, desde 1 a 2,5 litros, bien apretados y los interesados en acercarlos puede hacerlo los sábados en la calle Gurruchaga 870 o comunicarse con algún integrante vía Facebook”.

Ya culminando, Segura afirmó que de esta manera se evita que lleguen a la tierra o el mar, que contaminen y “colaboramos con los avances en nuestra sede scout. En la botella se puede poner bolsas plásticas, palitos de chupetín, envolturas de golosinas, paquetes de snacks, globos, sorbetes, sachet de leche, cinta adhesiva, trozos de radiografías, papel plastificado, nylon, telgopor trozado, papel aluminio, cualquier empaque o envoltorio plásticos, fideos, galletitas, los de pack de aguas, de electrodomésticos, con burbujas, cepillos de dientes, tubos de dentífrico, esponjas, bolsas de ropa, papel de regalo y no pilas”.

Te puede interesar
Rafa Nadal sigue siendo el rey de Roland Garros

Continuando, señaló que “deben quedar muy comprimidos, sin comida, sin agua, sin espacios vacíos. Si son elementos grandes conviene trozarlos, para comprimir podemos ayudarnos de un palo, una cuchara de madera, o lo que tengamos a mano. Podemos dejar la botella a mano, en la cocina o lavadero, no ocupa espacio, es prolijo, no tiene olor y así es más cómodo ir poniendo todo lo que encontramos. Esta actividad podemos hacerlo los niños, pero si nos comprometemos en familia será mucho mejor”.

Ejemplo
Por último, aseguró que por ejemplo, una botella de 1,25 litros bien comprimida pesa aproximadamente 295 gramos, dependiendo del material que se le coloque a la misma. “Evitemos que gran parte del plástico termine en la tierra o el mar. Seguimos trabajando los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS) y colaboramos con los avances en nuestra sede scout, el lugar donde nos encontramos cada sábado. Esperamos que se animen a hacerlo y cuando nos reencontremos juntaremos todas las botellas y tendremos algunas sorpresas. Todos seguimos trabajando para dejar el mundo mejor de cómo lo encontramos”, finalizó.

Comentar
- Publicidad -