El futbol para el segundo semestre

La Liga de Futbol deberá reestructurar toda la competencia de este 2020 en sus dos categorías. El armado inicial será imposible sostenerlo por el lógico análisis de fechas disponibles. Todo dependerá del momento que en el que se dé la autorización para volver a la competencia.

Ya este 2020 exponía cambios sustanciales en el armado de la temporada. Por una reorganización, se determinó en febrero dejar de lado la categoría “C” y eso demandó cambios muy profundos con la supresión de descensos y también promociones hacia la categoría superior.

De este modo, la Categoría “A” agregó dos equipos a los ocho que habitualmente componían la división. Subió el ascendido Caleta Córdova y se sumó Próspero Palazzo, que había perdido la Promoción ante Deportivo Sarmiento. También se sostuvo Florentino Ameghino, club que descendió en cancha, pero que por reestructuración, continuará en la categoría.

En la categoría “B”, mientras tanto, tienen que competir otros 14 clubes que son los seis que ya participaban en la división -se desestimaron los descensos de Ferro y Roca- junto a los ascendidos San Martín y Ciudadela, además de los otros seis clubes que militaban en la División.

Inicialmente, se armaron competencias a dos ruedas, pero como se especificó ese formato será imposible de llevar a la cancha por los fines de semana que quedarán disponibles.

Te puede interesar
La pelota siempre al Diez

En consecuencia, lo más probable es que se determine un cambio sustancial en la conformación de los torneos.

Una alternativa radica en concretar una sola rueda en cada categoría y luego analizar de qué manera se puede instrumentar el modo de definir los campeones, los ascensos y los descensos correspondientes.

Una proyección que se corporizó en los últimos días, indica que hasta que termine junio será imposible volver a las canchas. Entonces, toda planificación se debe sostener sobre la base de los meses de la segunda parte del año.

Pero todo está muy supeditado a lo que suceda con una pandemia que aún condiciona al mundo. Su disminución depende esencialmente en la responsabilidad de acatar las recomendaciones de cumplir la cuarentena como corresponde.

Comentar
- Publicidad -