Detuvieron un colectivo con extranjeros: uno tenía fiebre

Un micro con 62 pasajeros a bordo, peruanos, venezolanos, brasileños y colombianos, fue detenido en  tarde cuando circulaba por la avenida General Paz, en el barrio porteño de Saavedra, a pesar de que se encuentra en vigencia el decreto de aislamiento preventivo y obligatorio por el coronavirus, informaron fuentes policiales y oficiales.

El micro, que había partido de la ciudad de San Salvador de Jujuy, fue detenido cerca de las 15 de ayer por personal de la Policía de la Ciudad en el marco de un fuerte operativo de control en el cual participó personal del SAME y de Migraciones, como así también autoridades judiciales, que ahora analizan si los pasajeros se dirigían a las embajadas de sus respectivos países para poder regresar a sus casas.

El director del SAME, Alberto Crescenti, aseguró que en el operativo se activó el protocolo dispuesto en el marco de la pandemia y se detectó que uno de los pasajeros tenía fiebre, por lo que fue derivado a un hospital.

Ante esa situación de un posible caso de coronavirus, la Justicia federal ordenó que todos los pasajeros sean trasladados a tres hoteles sindicales para que cumplan con una nueva cuarentena obligatoria de 14 días, lo cual se concretó cerca de las 20, es decir, cinco horas después de que el micro había sido detenido.

“Estamos haciendo un procedimiento en un operativo en un ingreso a la Capital, un micro proveniente del norte, estábamos haciendo la trazabilidad con fuerzas federales y lo detuvimos en la General Paz”, relató el secretario de Justicia y Seguridad, Marcelo D’Alessandro en el lugar del procedimiento.

Te puede interesar
Chile reporta 7.144 fallecidos asociados al coronavirus, tras añadir los decesos sin PCR

El funcionario indicó además que a partir de la detención del micro se inició una investigación que está a cargo del juez federal Julián Ercolini y que habrá que esperar los avances de ese expediente para clarificar cuál es la situación “sanitaria y de documentación” de cada pasajero.

Se trata de un micro que llevaba pasajeros originarios de Perú, Venezuela, Brasil y Colombia, salió ayer a la mañana de La Quiaca y circulaba con una autorización del Gobierno de Jujuy.

Fuentes el Ministerio del Interior aseguraron que el secretario de Turismo de Jujuy, Diego Valdecantos, fue quien originó el pedido de autorización para el traslado de los pasajeros extranjeros desde su provincia hacia Buenos Aires.

Luego, el secretario de Integración Regional y Relaciones Internacional de Jujuy, Pablo Palomares, autorizó el traslado, certificando que los pasajeros habían cumplido con la cuarentena debidamente y que cada uno contaba con un certificado extendido por personal médico de la provincia que acreditaba que no presentaban síntomas asociados a Covid-19.

En el pedido de circulación elevado al Ministerio de Transporte por parte del Coronel Guillermo Siri, del Comité Operativo de Emergencia de Jujuy, consta que los pasajeros oriundos de Colombia, Venezuela, Perú y Brasil debían descender en sus respectivas embajadas ubicadas en la Ciudad de Buenos Aires.

Te puede interesar
Alberto Fernández: "Hay que ser firmes y entender que circular hoy es un riesgo enorme"

Sin embargo, ayer, las organizaciones Andhes, Caref y el CELS habían denunciado que los pasajeros del micro habían sido subidos al micro de forma compulsiva por el gobierno de Jujuy y presentaron un hábeas corpus ante la justicia federal de esa provincia que fue rechazado en primera instancia.

“Estas personas habían ingresado a la Argentina para radicarse aquí o habían llegado hasta La Quiaca para abandonar el país, justo antes de que las fronteras fueran cerradas”, sostuvieron esas organizaciones a través de un comunicado.

Sin embargo, el gobernador de Jujuy Gerardo Morales aseguró desde su provincia “no echaron a nadie” y que todos los pasajeros habían cumplido una cuarentena en distintas ciudades jujeñas.

“No estamos echando gente por la borda en el marco de esta crisis, a ninguna persona, provenga de donde provenga, sea del país o de la provincia que sea”, dijo el gobernador jujeño  tras lo cual explicó que “los pasajeros de ese colectivo cumplieron cuarentena en La Quiaca, fueron alojados, se los proveyó de alimentos, costeados por el Gobierno provincial y el municipio”.

“Les garantizamos las condiciones sanitarias, no querían estar en Jujuy, no veían las horas de volverse a su país, no veían las horas de volverse a Buenos Aires”, señaló el gobernador.

Comentar
- Publicidad -