Se encuentra en Rosario y no puede volver a Comodoro Rivadavia

Una trabajadora de la salud de la ciudad viajó a cuidar a su hija operada y ahora no puede retornar porque cancelaron los vuelos por la cuarentena obligatoria por el Covid-19.

Luego de establecerse la cuarentena obligatoria en todo el país ante la pandemia de Covid-19, fueron muchas las personas que quedaron varadas en diferentes lugares sin posibilidad de volver a sus hogares. Días atrás este medio publicó el caso de Gabriela, que se encuentra en Buenos Aires, y ayer se comunicó con Crónica Marcela Franco, quien está en la misma situación en Rosario.

La mujer es trabajadora de la salud y se desempeña en un centro de salud privado de la ciudad, viajó a Rosario, provincia de Santa Fe, el 10 de marzo, para cuidar a su hija mayor que vive y estudia en esa ciudad y que tuvo que someterse a una cirugía el 11 de marzo.

Para esto la mujer pidió licencia por vacaciones en su trabajo, y pensaba retornar a la ciudad el 23 de marzo, sin embargo luego de decretarse la cuarentena Aerolíneas Argentinas canceló su vuelo y no recibe ninguna respuesta de cuándo podrá volver.

“Mis vuelos fueron reprogramados y cancelados casi al mismo tiempo que Gabriela (la otra mujer varada). Regresaba el día 23 de marzo a Comodoro. También quedó mí hija menor sola y mis padres de edad avanzada solos, dependiendo de amigos, que siempre ofrecieron ayudar” cuenta. Su hija menor tiene 19 años y sus padres más de 80, con lo cual le preocupa estar lejos, pero agradece tener el apoyo de amigos que se ocupan de sus necesidades.

Leer más  Falleció Teodoro Nürnberg, el histórico fotógrafo de Comodoro

Sin respuestas

Leer más  Se sumó otra denuncia al hombre que quiso raptar a una chica

“A la Aerolínea le expliqué que soy personal de salud y quiero reincorporarme. Desde el anuncio del Presidente Aerolíneas no respondió más. No sé cuándo será mí regreso y quizá deba hacer cuarentena por regresar de zona de riesgo” explica, ya que a pesar de hacer cuarentena en el departamento de su hija en Rosario, al regresar deberá estar en aislamiento otros catorce días.

Cuenta que se comunicó con la Casa del Chubut porque se informó que esa institución pondrá colectivos para traer a chubutenses varados en Buenos Aires, pero todavía no sabe si funciona igual para los varados en otras provincias. Aún no recibe respuestas desde la entidad para su caso en particular.

“No tengo posibilidad de retorno. No hay manera de salir” expresa Franco, ya que los viajes aéreos y terrestres están cancelados. Su intención es volver a la ciudad y luego de hacer la correspondiente cuarentena, reincorporarse a sus tareas laborales.

“El teléfono es mi contención”

Como la mayoría de las personas que realzan el aislamiento, solos o alejados de sus familias, Franco expresa que “el teléfono es mi contención”. Cuenta que el aislamiento, la incertidumbre por su situación y estar lejos de su familia le preocupan y que se mantienen comunicada por videollamadas, y dice: “Comparto el mismo sentimiento de toda la gente que no puede volver a sus hogares, mi experiencia es la misma que cientos de personas” y espera pronto tener novedades para programar su regreso.