Llegó de México, se burló de los controles y ahora cumple la cuarentena con rondines policiales

Llegó de México, se burló de los controles y ahora cumple la cuarentena con rondines policiales

Un ciudadano comodorense con residencia en la villa balnearia Rada Tilly se jactó de los operativos de sanidad que realizaban en el aeropuerto General Mosconi y bajó a través de una red social (Facebook) su disconformidad. El ser irónico e irrespetuoso con el operativo que se realizó en la terminal aérea, le valió decenas de reprobaciones y llegaron incluso, a esferas de la Secretaría de Seguridad provincial que dieron estrictas instrucciones a la policía para que cumpla a rajatablas con la medida de cuarentena. Horas después, el hombre se mostró arrepentido en la misma red social y pidió disculpas.

Mensajes polémicos y bronca de usuarios

En una primera foto que posteó Jorge Antonio M. a bordo del avión y con un barbijo puesto, escribió lo siguiente: “Allá voy con todo el alcohol en gel y tequila por dentro, cero virus!!! Y una vez en el aeropuerto escribió: “10 horas de vuelo con 300 personas. Vengo de México no de Saturno. Me piden aislamiento total pero no tengo quién me lleve y me dicen que vaya en transporte público… tercermundistas!!! Faltó Linares en el aeropuerto y cartón lleno…”.

Pidió disculpas

Al parecer, el hombre no tenía noción de la repercusión que tendrían sus posteos y las opiniones negativas en su contra que producirían, por lo que horas después borró los mensajes y fotografías, para pedir las siguientes disculpas: “Voy a pedir disculpas públicamente por los comentarios que realicé en algunas publicaciones, veo que tomó mucha relevancia públicamente y herí suceptibilidades en un momento muy delicado que está pasando la humanidad toda, quiero aclarar que nunca quise lastimar y desvalorar a nadie y que solo hablé en broma y supe entender que fue un mal sentido del humor, los que me conocen saben que no soy mala persona como me califican otros, soy muy frontal y a veces me equivoco”, señaló el hombre, para culminar en otras frases lo siguiente: “Nobleza obliga, pido perdón por mis dichos, si ofendí a alguien perdón…. y gracias a todos los que trabajan para cuidarnos, yo también pondré mi grano de arena para ayudar, gracias.”

Te puede interesar
El acuerdo del Fondo Fiduciario se aprobó por unanimidad en sesión especial de cuarentena

Lo cierto es que sus palabras no cayeron para nada bien en una mayoría de ciudadanos y tampoco en autoridades de la más alta esfera que la noche del lunes fueron a su domicilio para notificarlo de los cargos en su contra y decirle que velarían con rondines policiales que cumpla la cuarentena obligada, como cualquier ciudadano.

Comentar
- Publicidad -