Murió en Nueva York por coronavirus, un científico brasileño que ganó el Nobel de la Paz

Murió en Nueva York por coronavirus, un científico brasileño que ganó el Nobel de la Paz

El científico brasileño Sergio Trinidad, uno de los integrantes del equipo que en 2007 ganó el premio Nobel de la Paz junto con el expresidente estadounidense Al Gore, murió el miércoles como consecuencia del coronavirus, según confirmaron este viernes fuentes académicas.

Sergio Trinidad, de 79 años y especialista en bionergía, falleció en Nueva York, Estados Unidos, debido a las complicaciones del COVID-19, según un comunicado de la Fundación de Amparo a la Investigación del Estado de Sao Paulo (Fapesp).

El brasileño integró el grupo intergubernamental de Expertos sobre cambio climático de la ONU, conocido como IPCC, que en 2007 ganó el premio Nobel de la Paz de forma compartida con Al Gore al ser considerados “altavoces” en la lucha contra el cambio climático.

De acuerdo con la Fapesp, el científico era un gran impulsor de las energías renovables y actuaba como consultor en negocios sostenibles.

Además, era miembro del Comité Científico para Problemas de Ambiente, una agencia intergubernamental asociada a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Trinidad falleció en Nueva York, uno de los estados de Estados Unidos más afectados por el COVID-19 y donde ya hay cerca de 8.000 casos y al menos 35 muertos.

El Estado dio este viernes un paso más en sus drásticas medidas para tratar de frenar el coronavirus al ordenar el cierre de todos los negocios no esenciales y pedir a la población que se recluya en sus casas todo lo posible para evitar los contagios.

Te puede interesar
El coronavirus ya es la principal causa de muerte en Brasil

Las nuevas restricciones, que entrarán en vigor el domingo por la noche y afectarán a unas 19 millones de personas, llegan después de que California, el mayor estado del país, pusiera en marcha un plan parecido.

Durante los últimos días, Nueva York fue endureciendo las restricciones prácticamente a diario. Primero se vetaron los grandes eventos, luego se cerraron escuelas, se redujo el porcentaje de empleados que podían acudir a sus puestos y se clausuraron teatros, cines, bares y restaurantes, entre otros.

Comentar
- Publicidad -