Boris Johnson decretó el cierre de los colegios a partir del viernes

El primer ministro británico, Boris Johnson, tomó una decisión que había venido retrasando desde el inicio de la crisis por la pandemia del coronavirus.

Algunos colegios ya estaban funcionando con poco personal, por la decisión de muchos funcionarios de autoaislarse, y con pocos estudiantes ya que muchos padres de familia tomaron la decisión de no enviar a sus hijos a clase. Además, una petición en internet solicitando el cierre fue firmada por más de 650.000 personas.

La decisión de Johnson llega después de que por la mañana se anunciara que los centros educativos en Escocia y Gales cerrarán a partir de este viernes, mientras que en Irlanda del Norte cerraron esta tarde.

La resistencia del Ejecutivo estaba justificada por el hecho de que muchos de los trabajadores del NHS, el sistema nacional de salud, también son padres que deberán quedarse en casa para cuidar a sus hijos. Y no solo ellos: sino trabajadores muy necesarios para evitar el colapso de la nación en este momento, como los miembros de los cuerpos de seguridad del estado, así como trabajadores de supermercados y de toda la cadena alimenticia.

Por ello, aunque las clases estarán suspendidas hasta nuevo aviso, los niños en situación de vulnerabilidad y los hijos de trabajadores indispensables seguirán asistiendo a las aulas.

Comentar
- Publicidad -