Matrimonio de jubilados denuncia a curandero por estafa

Un hombre les habría pedido dinero a cambio de objetos “sagrados” para curar una enfermedad, el matrimonio de jubilados sostiene que no solo no les hizo entrega de tales objetos, sino que además les pedía $10.000 más.

Alfredo Argel es un jubilado que se hizo presente en la redacción de Crónica para hacer pública la denuncia que hizo contra un hombre que lo estafó y pide que les devuelva su dinero.

Su mujer Adela Córdoba tiene retraso madurativo con trastorno cognitivo y discapacidad mental leve y permanente. La mujer padece diabetes, artrosis y tiene actualmente problemas de salud. Argel manifestó que no pudieron conseguir turnos médicos y ante la desesperación acudieron a un curandero llamado “Rubén” que escucharon en un programa de radio de la ciudad y que atendía casos como el suyo. El hombre estaba alojado en el Hotel Azul, allí lo vieron, les cobró una consulta y les prometió “objetos milagrosos” para mejorar la salud de la mujer.

En los primeros días de marzo abonaron en total $8.500, sin embargo dice que al día siguiente cuando fue a buscar “la cruz del calvario” y “el agua sagrada” prometidas, el hombre no los tenía y les pidió $10.000 más.

El 6 de marzo, Argel hizo la denuncia penal en la Seccional Primera de Policía, donde denuncia al hombre por estafa y solicita la devolución del dinero. No sabe el apellido del hombre, pero describe que es flaco y con labio leporino. También dejó constancia en la denuncia que el curandero tiene en su poder un arma de fuego. “Le pido a Dios se le ablande el corazón, ya que hizo maldad a dos personas adultos mayores” expresó el jubilado.

El damnificado busca un abogado para asesorarse sobre esta situación y además avanza en trámites para que su mujer sea atendida en una clínica privada por sus problemas de salud.

Comentar
- Publicidad -