Clausuraron un salón donde se festejaba un cumpleaños

Las leyes y las reglas están para cumplirse y más en estos tiempos de espanto. Al menos en varios de sus discursos así lo han manifestado las respectivas autoridades. Y los vecinos son los primeros testigos en denunciar estos casos.

Como el ocurrido en la tarde de ayer después de anunciarse por todos los medios que no debe haber aglomeración de más de tres personas en lugares públicos como lo son plazas y espacios públicos abiertos, y menos en salones privados. Es así que fue el llamado de vecinos que alertaron a eso de las 19 que en el salón Koki de la avenida Constituyentes 536 se estaba desarrollando una fiesta privada.

Las autoridades no desoyeron a los vecinos y al lugar se apersonaron responsables del área municipal y efectivos policiales de la Comisaría Tercera con la colaboración de fuerzas especiales.

En forma inmediata se llegó al lugar, se identificó a los responsables y se procedió a la clausura, aconsejando que cada uno de los asistentes regresara a sus respectivos hogares.

Esto se hizo en momentos que varios móviles policiales patrullaban las calles y mediante el uso de megáfonos en los móviles policiales, advertían del poder que le confieren a policía, para suspender todo tipo de eventos que albergue a determinado número de personas, por la salud pública de todos.

 

Comentar
- Publicidad -