Sindicato y Mutual se pliegan a las directivas ministeriales y cierran sus sedes para la atención al público

Desde las instituciones de la Patagonia Austral conducidas por José Dante Llugdar, informan que acorde a lo dispuesto por las autoridades nacionales, se ha resuelto el cierre de cada una de sus sedes hasta el día 31 de marzo de 2020 inclusive.

En virtud de la situación que es de público conocimiento respecto a la prevención de contagio del virus Covid-19, ambas comisiones directivas han resuelto el cese de actividades presenciales para afiliados y socios en sus instalaciones de cada una de las ciudades donde tienen atención al público en las provincias de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

De este modo, desde la secretaría de Actas, Prensa y Propaganda que conduce David Klappenbach, se informó que solamente se les ofrecerá atención por vía telefónica a las respectivas secretarías en los teléfonos habituales de cada localidad, al tiempo que en cada sede se obedecen todos los protocolos emanados a través de las autoridades políticas en materia de salud.

Teléfono para socios

Desde la institución se presta obediencia a las directivas del Ministerio de Salud, el de Trabajo y el de Energía en forma total, por lo que para recabar inquietudes y responder consultas de afiliados al sindicato, hay que comunicarse a los teléfonos de sus respectivos delegados gremiales. Para los socios mutualistas, en su caso particular deben hacerlo al celular de guardia de atención telefónica que se ha dispuesto para la ocasión, al número 297-525-6282.

Te puede interesar
Transporte público: desde hoy, la línea 7 Bella Vista Norte implementará dos frecuencias horarias

En tanto acerca de la actividad laboral propiamente dicha, la misma se está reduciendo de forma gradual, evitando todo tipo de aglomeración de trabajadores con una única finalidad: preservar la salud y la vida del afiliado petrolero jerárquico y la de su familia, como también la fuente de trabajo.

Dicha gradualidad obedece a cuidar el medio ambiente, por lo que todas las operaciones, paso a paso, deberán ir siendo disminuidas, manteniéndose activas solamente aquellas que son esenciales para la actividad, tales como las guardias mínimas en sectores que requieran presencia física por cuestiones de seguridad en yacimientos.

Comentar
- Publicidad -