Defensor público golpeó a un policía porque le recriminó orinar en la calle

Un defensor público atacó ayer a trompadas a un policía luego que le llamara la atención por orinar en la vía pública. El episodio sucedió cuando finalizaba la madrugada, a dos cuadras de una comisaría de Trelew y el funcionario terminó imputado en una causa judicial que le abrirían en las próximas horas por agresión y lesiones leves.

El abogado ejerce desde hace años el cargo de defensor Oficial en el Ministerio Público de la Defensa de los tribunales locales. Esa función lo ha llevado a participar en causas con notable repercusión, como por ejemplo la que ha juzgado y condenado hace poco a los exfuncionarios corruptos en el caso “El Embrujo”. Él defendió a uno de los más comprometidos.

Un funcionario con antecedentes

En su momento fue condenado a prisión en suspenso por un accidente que protagonizó cuando atropelló y mató a una criatura con su camioneta. Estos son algunos de los antecedentes de un funcionario judicial que ahora deberá afrontar un proceso penal por agredir a un efectivo policial y provocarle lastimaduras leves en la cara.

Dicen que el policía al reconocerlo como magistrado y ver que estaba orinando a un costado de su camioneta le llamó la atención, advirtiéndole que él debía dar el ejemplo, que no podía estar haciendo eso.

Ese reproche, según trascendió desde la misma comisaría que intervino en el escandaloso suceso, provocó la inmediata reacción del abogado. Se dirigió hacia el empleado y lo atacó a trompadas, presuntamente alcoholizado.

Te puede interesar
Descartaron otros tres casos sospechosos de coronavirus en Trelew

Si bien el hecho motivo que varios policías se dirigieran al lugar en apoyo al agredido, el causante no terminó preso porque desde la fiscalía no lo dispusieron en atención a que el delito que le endilgarían no es grave, podría terminar incluso solo en una contravención si es que la víctima no lo denuncia.

Otro escandaloso caso

Hace ya varios años en Esquel un funcionario judicial –en aquel entonces secretario de un juzgado- que actualmente es fiscal en Trelew, debieron reducirlo entre varios policías en un local nocturno porque “andaba provocando desórdenes en avanzado estado de ebriedad”.

Se lo llevaron detenido y estuvo unas horas preso en la Comisaría hasta que un juez se enteró y dispuso su inmediata liberación. Antes de retirarse de la dependencia, el hombre les advirtió a los efectivos que lo habían detenido que los iba a hacer echar. Hoy continúa en el Poder Judicial de la provincia.

Comentar
- Publicidad -