Se rompió el avión sanitario y falleció una paciente que iba a Capital

El viernes una paciente de Caleta Olivia era trasladada de urgencia a Comodoro Rivadavia donde tomaría el avión sanitario a Buenos Aires para ser atendida, sin embargo se informó que el avión estaba roto y la paciente terminó falleciendo en esta ciudad.

La paciente era Verónica Rodríguez, trabajadora del Hospital de Caleta Olivia e integrante del gremio ATE. Ayer sus compañeros y colegas relataron los hechos a través de un comunicado y lamentaron su pérdida con mensajes a través de las redes sociales.

Según explicaron, la situación comenzó en la tarde de ayer cuando Rodríguez se descompensó en su lugar de trabajo y pasó con un cuadro grave a terapia intensiva.

Las autoridades del Hospital Zonal de Caleta Olivia en conjunto con la Caja de Servicios Sociales consiguieron rápidamente la derivación de urgencia para trasladarla a Buenos Aires. En Comodoro Rivadavia le avisaron que el avión sanitario estaba roto, por lo que tuvo que quedarse en esta ciudad hasta nuevo aviso, y finalmente falleció a las 1:50 del viernes.

“Se nos fue una compañera de fierro”

El gremio ATE Caleta Olivia ANUSATE emitió un comunicado en donde recordaron a su compañera fallecida, de quien expresaron: “Cuando se sumó a militar por la dignidad de los trabajadores, cuando se enamoró de ATE fue una compañera incondicional. Leal. Vero no se callaba nada y estaba en todos los frentes que la necesitábamos”. Asimismo continúa: “era una compañera, mujer, madre soltera, trabajadora. Tan trabajadora y dedicada a darle una vida digna a sus hijos que dejó su vida en el Hospital. Trabajó hasta el cansancio para salir de la pobreza. Mañana, tarde y noche la veías en diferentes sectores”.

Por otro lado, se refirieron a la circunstancia en la que falleció al mencionar que: “se nos fue sin saber si la podían haber salvado”.

“Se nos fue un cacho de nuestra historia. Se nos fue una compañera que supo ser de fierro y que teníamos la convicción que volvería a militar. Porque aparte era una mina curtida por la militancia política. Te vamos a extrañar compañera. Gracias por tu entrega” concluyeron.

“Que el trabajo no nos cueste la vida”

Por su parte, el secretario General Adjunto de ATE Santa Cruz, Carlos Garzón, expresó que Rodríguez era “una madre sostén de hogar que para poder garantizarle el plato de comida a sus hijas y una buena educación, trabajaba a destajo hace muchos meses con jornadas de 12 horas o más”.

En este sentido hizo un reclamo al gobierno, del que sostuvo: “no solo que nos hambrea y nos condena a la pobreza sino que también nos empuja a la muerte, teniendo que trabajar a destajo por los sueldos de hambre sino que también la cobertura de salud de nuestra obra social es obsoleta y no nos garantiza ni lo más mínimo e indispensable” y finalizó: “juramos seguir luchando por la dignificación de nuestro salario, nuestra obra social y de nuestras condiciones laborales para que el trabajo no nos cueste la vida”.

Comentar
- Publicidad -