Horacio Rodríguez Larreta inauguró las sesiones ordinarias

Horacio Rodríguez Larreta, ratificó su voluntad a dialogar con el presidente Alberto Fernández.

Larreta evitó confrontar con Fernández, quien pretender reducir al menos un punto el índice de coparticipación de la ciudad. “Siempre voy a estar dispuesto a dialogar con ustedes, con los referentes de sus partidos políticos, con el gobierno nacional y con el gobierno de la provincia para que entre todos trabajemos en los desafíos que compartimos”, afirmó el jefe de gobierno.

Pese a la amenaza oficial, Larreta evitó mencionar el tema durante su discurso. En privado, confía en que la quita será consensuada.

Larreta habló tres horas antes de que el Presidente brinde su discurso en el Congreso. Hizo un repaso de los ejes centrales de su gestión y anunció una serie de “micro-obras”, como la construcción del Parque de Innovación en Núñez.

En la ceremonia de apertura, el alcalde estuvo acompañado por el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, y el vicepresidente primero de la Legislatura porteña, Agustín Forchieri. Fue la quinta vez que Larreta concurrió al recinto de sesiones como jefe del Ejecutivo.

En varios pasajes de discurso, el jefe de gobierno se mostró dispuesto a trabajar en conjunto con la Casa Rosada y con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

“Estoy completamente abierto al diálogo con ambos gobiernos. Siempre van a encontrar en mí un jefe de gobierno dispuesto a alcanzar acuerdos y a trabajar en las políticas públicas que los vecinos del área metropolitana”, sostuvo.

Además, destacó su gestión en materia de seguridad -mencionó la baja de la tasa de delitos en la Capital- y anunció la incorporación de nuevas cámaras de seguridad. “Vamos a seguir invirtiendo para que vivamos más tranquilos en todos los barrios. Vamos a duplicar el tiempo de formación de los cadetes para que reciban el mejor entrenamiento”, señaló.

También hizo foco en la integración de los barrios porteños, la salud, el transporte público y la educación. “Gracias al diálogo con los docentes, mañana empiezan las clases”, resaltó.

En el final de su discurso, Larreta reiteró su apuesta por la cercanía. “Hoy la gente tiene nuevas demandas, ya no decide solo cuando hay elecciones”, aseguró.

“No van más los líderes mesiánicos”, enfatizó. Según el jefe de gobierno, “el diálogo es el punto de partida para encontrar consensos y avanzar en las transformaciones”. “Transformaciones que, sin duda, tienen que estar por encima de nuestro color político. Porque independientemente del espacio del que formamos parte, la responsabilidad que nos confió la gente es la misma: mejorarles la vida”, concluyó.

En su mensaje, Larreta no mencionó al expresidente Mauricio Macri, su antecesor en la Ciudad.

Comentar
- Publicidad -