Federación Económica en contra de un “peaje” en Río Gallegos

Caleta Olivia (Agencia) La comisión directiva de la Federación Económica de Santa Cruz (FESC), expresó su rechazo a la imposición de un “peaje” para camiones que transiten por Río Gallegos.
La entidad se opone a la tasa especial que fuera aprobada por el Concejo Deliberante, y que está previsto que comience a aplicarse este 1° de marzo a los vehículos de carga que ingresen y egresen de la capital santacruceña por el control caminero de Güer Aike.

La FESC decidió manifestar su rechazo al canon, luego que el intendente Pablo Grasso confirmara la aplicación del “peaje” tanto para camiones que lleven mercadería a Tierra del Fuego y Chile, como aquellos que tengan como destino Río Gallegos.

Los empresarios santacruceños le recordaron a las autoridades municipales, que el artículo 11 de la Constitución Nacional establece que el transporte de productos de una provincia a otra están exentos de cualquier derecho al tránsito y que los peajes no los determinan los concejos deliberantes, sino el Congreso Nacional.

Es decir, por lo que se establece una concesión tras una licitación para el cobro del canon en autopistas, y como prestación hay servicios para los usuarios de esas rutas. En este caso, la municipalidad de Río Gallegos no se hará cargo de la asistencia de los camioneros ni del mantenimiento de la ruta nacional 3.

Te puede interesar
Santa Cruz: la Legislatura volvió a decirle no al ibuprofeno para tratar Covid-19

Asimismo, se remarcó que se sienta un peligroso antecedente con este “canon especial” para el transporte de cargas, ya que, de implementarse, cualquier municipio del país podría arrogarse el derecho a hacer lo mismo sobre vías nacionales encareciendo de manera exponencial el costo del transporte de carga y afectando negativamente a la actividad productiva.

En este sentido, desde la FESC se advirtió que el costo de esta nueva imposición lo terminarán pagándolo los consumidores, porque se volcará al precio de la mercadería transportada, y en consecuencia, los riogalleguenses acabarán abonando este nuevo impuesto.

Cabe recordar, que la FESC se opuso a la “tasa vial” (impuesto al combustible) que intentó también implementar el intendente Grasso, y que al mismo modo que el “peaje”, iba a causar un impacto negativo en la actividad comercial y empresarial de Río Gallegos y la región.

Comentar
- Publicidad -