Made in Comodoro

Celebramos 119 años con recuerdos, tesoros y palabras de referentes locales. Celebramos con historias e inspiración. Celebramos porque acá, el sur es sinónimo de magia.

(Por Flor Nieto)

De izquierda a derecha: Shaman Herrera, Marcela Sáez y Carolina Vecchio.

Shaman Herrera, músico y productor. “Es difícil encontrar un lugar favorito en Comodoro. Si tomamos a Diadema Argentina como parte de Comodoro debo decir que ahí está mi rincón favorito, en la roca de los nombres. Es en una de las mesetas que está ahí, bordeando el barrio. Arriba hay una piedra muy hermosa y bajo esa piedra hay toda una pared de arcilla, en donde los niños de Diadema y todos lo que venían a jugar escribíamos nuestros nombres, los nombres de nuestros amores, los nombres de nuestros amigos, amiguis y amigues. Ese es un lugar muy hermoso, que quiero mucho y al que siempre que voy a Comodoro trato de ir para eso, para agarrar toda esa energía hermosa que hay en ese lugar. Recuerdo que cuando íbamos de chicos, de muy chicos y también de adolescentes, ya llevábamos cajones de cerveza y algún cordero, hacíamos el cordero y tocábamos la guitarra. Terminábamos todos en pedo corriendo por la meseta. Arriba de la meseta hay otro lugar muy increíble que es la piscina, la piscina de las mujeres. Cuando Diadema era una colonia holandesa las mujeres, las esposas de los petroleros que trabajaban para la Shell iban a esa pileta que hicieron arriba de la meseta. Es muy rara, es una piscina arriba de la meseta, entre yuyos y matas”.

Marcela Sáez, diseñadora de alta costura. “Hace 25 años, llegué a Comodoro Rivadavia y los primeros 3 años vivi en Km3 cerca de la costa. Las tardes de extrañar mi familia, a mis afectos eran más livianas cuando caminaba por esas playas de piedras entre el Hospital Alvear y Playa de tanques. La inmensidad del mar te hace sentir como esos  barcos que apenas se distinguen cuando se acercan al Puerto, de allí veía cómo se dibujaba la ciudad hasta que la marea y el viento me corrían. Y comencé a querer estas costas, sus colores  hasta sentir que esta  ciudad  era  mi lugar en el mundo. Hoy vuelvo a esas playas y su imagen renovada de bajadas, parques, juegos y colores sigue teniendo el encanto y muchas anécdotas que lo hacen  un  lugar especial para mí”.

Carolina Vecchio, Juntos por un Corazoncito Feliz. “Barrio Stella Maris. Junio 2014, frío y oscuro día de invierno. Bajábamos con Katy mi guia, de la extensión barrio Stella Maris, cerquita del basural. Ahí estábamos las dos. En ese mismo instante nos encontramos con Karina y sus pequeños hijos ¡Hoy una de ellas ya está en la Universidad! y ese mismo día cambió mi historia. Se creó esta bella Asociación Juntos por un Corazoncito Feliz cuya misión es transformar la calidad de vida, dándoles herramientas para su autonomía. Este es nuestro lugar Hoy y siempre”

De izquierda a derecha: Hernán Ganchegui, Leonardo Santander y Haien Qiu.

Hernán Ganchegui, emprendedor y productor de espectáculos. “Lugar Colegio Dean Funes. Aniversario Comodoro en 2011. Cuando trabaje con el genial Raúl Rodríguez Peila en el mapping sobre el edificio, que también  incluyó un recital de León Gieco.Atesoro ese recuerdo por ser el año que Arriba el Telón puso su talento y trabajo al servicio de la ciudad. En los últimos 9 años tuvimos la suerte de trabajar con más de 65 municipios en Argentina y 5 países de Latinoamérica con personal comodorense, y estaríamos encantados de tener nuevamente la posibilidad de poder brindar nuestra experiencia en eventos y nuestro amor por lo que hacemos, para un nuevo aniversario de nuestra querida ciudad de Comodoro Rivadavia”.

Leonardo Santander, bailarín. “Recuerdo mi barrio, Próspero Palazzo, Petroleros Privados más precisamente. Nosotros le llamábamos “La esquina del rulo” que era un quiosco/almacén del padre de una amiga nuestra. Ahí nos juntábamos todos los chicos en la esquina, todos los amigos de siempre, de la infancia. En la Avenida Juan José Paso, siempre nos juntábamos ahí a estar, a jugar, a reírnos, a charlar. Después siempre jugábamos al fútbol, teníamos una cancha, un potrero ahí íbamos todas las tardes y estábamos hasta la noche, hasta la hora de comer jugando con los pibes. Otro lugar favorito que me marcó es la Unión Vecinal de mi barrio, Palazzo, ahí yo iba a estudiar folklore y a bailar. Siempre voy a llevar los recuerdos conmigo porque son gran parte de mi historia. Feliz cumpleaños Comodoro querido, te amo con toda mi alma y siempre en mi corazón dónde baile”

Te puede interesar
Analizan caso sospechoso de Coronavirus en Sarmiento

Haien Qiu, música. “Tengo varios rincones de Comodoro que me gustan. Puedo recordar un momento hermoso bastante reciente,  tocando y filmando con amigos una canción de Facundo Cabral en la Costanera, hacia el lado de Km 3, donde está la playa de piedras grandes. Un día de verano cuando atardecía y no había viento, descalzos metimos los pies en el agua y disfrutamos la magia en la atmósfera”.

De izquierda a derecha: Diego Romero, María Martha Capdevila y Fabiola Castro.

Diego Romero, Gimnasia Y Esgrima. “Comodoro tiene muchísimos lugares lindos para hacer turismo desde la playa, el faro, Caleta Córdova, los molinos. Muchos lugares para sacar fotos, tomar mate, pasear pero, si tengo que elegir uno…para mí el mejor lugar de Comodoro es el Socios Fundadores. Me crié ahí adentro, hice todas mis amistades ahí adentro, hasta el día de hoy sigo yendo todos los días. Gimnasia es un ícono de la ciudad. La ciudad cumple 119 años y Gimnasia cumplió 101, es parte de Comodoro. En el país muchas veces nos dicen el equipo Verde de Comodoro Rivadavia, ni siquiera dicen Gimnasia. Un recuerdo lindo que tengo con amigos del club fue la gran nevada. Yo no me acuerdo del año pero cayó una nevada impresionante y tapó todo, Comodoro había quedado hermoso. Nos juntamos, fuimos para todos lados con mucho cuidado porque era muy difícil andar, sacando fotos porque era algo que pensamos que no iba a pasar nunca más. La nevada fue increíble”.

Ing. María Martha Capdevila. Directora General Instituto Martín Rivadavia, Licenciataria TEDxComodoro Rivadavia. “Mi familia construyó su historia en esta ciudad. Esta ciudad vió a mis padres fundar una escuela, me vió nacer y crecer, vió a mis hijos llegar al mundo. Nos vió reunirnos todos los domingos en el Huergo para compartir el almuerzo familiar. Hoy elijo continuar el legado de mis padres y apostar a proyectos que puedan devolverle a mi ciudad todo los que nos ha brindado ¡Feliz Cumpleaños mi amado Comodoro!”

Fabiola Castro, Artista Plástica. “Mi lugar favorito: el paseo costero de la Ducos, amo recorrerlo camino a mi taller escuchando María Callas y termino con AC/DC”.

De izquierda a derecha: Armos Moreno, Lidia Oviedo y Titín Naves.

Armos Moreno, gestor cultural y productor musical. “Comodoro único ¿Cómo no amarte? Si sos el origen de mis sueños; soy viento, tierra árida, mata en el desierto y también, alas en libertad ¿Cómo no amarte Comodoro? Un recuerdo que atesore, Km. 5 es mi cuna. Después seguí mi vida en el Golfo San Jorge pero siempre yendo y viniendo. Siempre cerca ”.

Lidia Oviedo, Payamédicos & Fundación Sí. “Mi recuerdo favorito en Comodoro es ir a la Escuela N°24. Tenía una comisión de padres que en ese momento era la cooperadora y una como niña vio todo ese cariño y ese amor que nos daban en cada actividad que hacían con la merienda, la media mañana que teníamos esos bollitos con dulce de leche tan ricos, con tanto amor. Lo hacían ellas, las mamis. En cada acto que teníamos, tenían mucha dedicación si nos faltaba algo, alguna ropita o algo para ese festejo de alguna fecha patria. Los mejores recuerdos de la Señora Gaviño que era mamá de cooperadora, no olvidarte de una mamá de ese tiempo es maravilloso. También las fiestas de los estudiantes, las estudiantinas que hacían y el desfile del Día del Estudiante, esas carrozas con tanta creatividad y dedicación…no solamente los chicos sino las familias. Era una carroza que se hacía en familia. Esos son mis recuerdos más lindos. Mi lugar favorito Parque Saavedra los mejores picnic familiares, también ahí pasé mi secundaria desde Biología Marina. Otro lugar muy muy lindo era la costanera, era wow…era lindo porque estaba el profesor Mora, ver cómo llevaba a ese grupo de chicos en invierno, verano, me pongo de pie ahora porque uno no tomaba dimensión de lo que vivía”.

Titín Naves. “Tenía 10 Años y fui con amigos de mi hermana a ver Spinetta , Presentó Kamikaze. Aún no recuerdo si fue en el Teatro Español. Alguien se paró y gritó: “No cambies nunca Luis”. El Flaco se enojó muchísimo pero con esa paz única le dijo que él no quería ser un mediocre toda su vida y que no le iba a hacer caso, que él todos los días intentaba cambiar para bien. Desde ese entonces entiendo que hay que cambiar para ser mejor”.

Comentar
- Publicidad -