Club 13 de Diciembre: desde 1952 hasta casi los 119 años de Comodoro

Con más de 60 años de construcción, albergando la vida social de uno de los barrios “donde terminaba la ciudad”, el Club 13 de Diciembre fue una institución de contención que soportó el paso de los años cobijando historias personales a través de cumpleaños y casamientos de aquellos primeros pobladores de una ciudad que crecía hacia el oeste.

Las instalaciones se habilitaron el 13 de abril de 1952 y desde entonces se convirtió en uno de los salones históricos de la ciudad que, con una estructura corroída por el tiempo, no alcanzó a celebrar los 119 años de Comodoro Rivadavia.

El 10 de febrero sorprendió el trabajo de un grupo de obreros que desarmaban el emblemático edificio, uno de los pocos que quedaban con historia propia pero que, por intereses personales de dueños y de instituciones intermedias que lo tuvieron a cargo, comenzó a ser desarmado, dejando al descubierto una antigua barra de madera donde “se acodaron” tíos, padres o abuelos de algún actual vecino de la barriada, paredes recubiertas de machimbre y una estructura que aún antigua, soportó con creces las inclemencias del tiempo durante más de 60 años.

El resto de la construcción presentaba visibles deterioros pero aún así y quizás con algo de esfuerzo y algún proyecto de actividad barrial, pudo haberse preservado como espacio protegido, poniendo en valor un club social por el que pasó mucha historia personal e institucional donde no solo se vivieron fiestas familiares sino que, además, se eligieron reinas y se reunieron reconocidos personajes de la ciudad en torno a una mesa.

Te puede interesar
"Los jugadores casi vaciaron el gimnasio del club"

Algunos de los vecinos recordaron al “Gordo Pochi” como uno de los organizadores de eventos en ese espacio pero en realidad José Aparicio, como era su nombre real, solo actuaba como portero ante eventuales festejos, siendo en realidad Juan Cayumán -conocido popularmente como “Tony Alegría Leroy”- quien realmente organizó algunas bailantas en el histórico salón hoy desaparecido.

Las historias quedarán en el recuerdo de los más memoriosos y el Club 13 de Diciembre será una nueva pérdida patrimonial.

 

Comentar
- Publicidad -