Teo Nürnberg, el fotógrafo que conserva el patrimonio fotográfico de la ciudad

Fotógrafo y coleccionista apasionado. A sus 88 años de edad es propietario de un archivo fotográfico con 4 mil imágenes que registran la vida de Comodoro Rivadavia y sus alrededores.

 

“En 1986 le llevé al intendente de Rada Tilly, Pedro Peralta, una foto de la playa que sacó mi padre. ‘Esto es histórico’, me dijo, y la palabra ‘histórico’ me pegó”. Así recuerda Teodoro Nurnberg el inicio de esa pasión por coleccionar y preservar registros fotográficos.

Paisajes, eventos sociales, actos políticos, estudiantes y docentes, obras públicas, comercios, fiestas, comisiones directivas de instituciones. Alrededor de cuatro mil momentos congelados en el tiempo se preservan en manos de Teo –como es conocido por sus alumnos y allegados– y ahora también se encuentran bajo cuidado en el Archivo Histórico Municipal y en la Biblioteca de la Universidad Nacional de la Patagonia.

Transportes. Estos eran algunos de los taxis de la época. El primer transporte de pasajeros era un vehículo similar que unía Kilómetro 8, Kilómetro 3 y Astra.

“Lo que me preocupa es que no se pierda esto el día que yo me muera” manifiesta, y por eso en su afán de difusión y preservación de la historia, hace siete meses se propuso publicar en su cuenta de Facebook personal seis fotografías diarias con la intención que se compartan públicamente. “Damos. Se comparte lo que uno tiene. ¿De qué sirve que uno tenga algo bueno y no lo comparta?” sostiene.

Primeras viviendas. Una de las fotos más antiguas de la ciudad, tomada en el año 1910 por José Bilbao, uno de los propietarios del comercio La Tehuelche.

Preservación de la historia
De familia alemana, Teo nació en 1931 en Esquel, pero unos años después se mudaron a Comodoro Rivadavia. Después de trabajar en diferentes rubros, a sus 40 años y viviendo en Buenos Aires aprendió fotografía, oficio que luego ejerció de manera profesional entre 1986 y 1997, siendo propietario del primer estudio profesional de la ciudad. Pero además, casi sin querer, se convirtió en custodio de un importante archivo fotográfico. “Tengo 3560 fotos y voy a agregar otras 500 más que tengo que escanearlas, son fotos que yo saqué” cuenta sobre el material que tiene digitalizado.

Municipalidad. Frente del edificio municipal en calle Moreno, postal tomada por el fotógrafo Roberto Castaño, propietario de Casa Castaño.

Asimismo relata: “Yo era experto en sacar reproducciones de fotos. Me traían una foto, yo le sacaba una foto, hacía una copia en blanco y negro, y me quedaba el negativo. Así junté 500 negativos. Eso lo guardé y clasifiqué, hacía los positivos y todo eso se convirtió en material de la ciudad. Después busqué archivos, me entusiasmé y a la gente que conocía le preguntaba si tenía archivos en su casa”. Así recibió donaciones de fotos, como por ejemplo de Jorge Suárez, dueño de Casa Suárez; del fotógrafo que hacía postales Roberto Castaño de Casa Castaño; y de Bilbao uno de los propietarios de La Tehuelche, de quien recuerda entre risas: “hasta le descolgué una foto que tenían en su casa”.

Obras públicas. Operarios trabajan en la instalación de las redes de servicios en lo que ahora es el casco céntrico de la ciudad.

Además José González le donó 2.500 negativos que tomó entre 1950 y 1954, periodo en el que se desempeñó como fotógrafo oficial del gobierno de Chubut, registros de la vida política y social de la época.

Reconocimiento
En el marco de los festejos por el 119º aniversario de la ciudad, Teo recibió un reconocimiento en el Ceptur por su trayectoria y su minucioso trabajo de preservación. “A esta altura a los 88 años uno no espera reconocimientos” expresa el fotógrafo, y sostiene “me pareció interesante desde el punto de vista de lo que significa su difusión. El evento es noticia y la noticia es el Archivo Histórico”.

El Mercado Regional. Inaugurado en 1952 en Rivadavia y Pietrobelli, contaba con modernas cámaras frigoríficas, locales comerciales y más de treinta puestos de venta. Cerró durante la crisis en los años 80 y en 1995 se convirtió en sede del Concejo Deliberante.

También se anunció oficialmente que el archivo de 3500 fotos digitalizadas fue recibido en la Universidad, donde un grupo de historiadores se encargará de clasificarlas y de investigar el contexto de cada fotografía. Si bien Teo posee una memoria privilegiada y recuerda nombres, lugares y fechas, hay muchos datos que desconoce. “Van a ser clasificadas y ordenadas por temáticas, porque están todas mezcladas. Son 17 carpetas las que les di. Un equipo de la carrera de Historia va a ponerle los epígrafes a las fotos” cuenta y señala que también están en el Archivo Municipal, solo que aun no han sido clasificadas.

Finalmente, expresa: “me parece muy importante que la Universidad se haya interesado por el archivo, y que va a estar a disponibilidad de toda la población, de quien quiera consultar. De alguna manera es parte de la historia de nuestra ciudad”.

Comentar
- Publicidad -