Masivas marchas por justicia en todo el país a un mes del crimen de Fernando

Más de mil personas se manifestaron y participaron de una misa celebrada frente al boliche Le Brique en la ciudad de Villa Gesell, en el sitio donde fue asesinado a golpes Fernando y reclamaron el fin de la violencia y justicia por el crimen del que se cumplió un mes y por el que están imputados diez rugbiers.

Masivas marchas se realizaron este martes en todo el país para reclamar justicia por Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes por un grupo de rugbiers hace un mes en la ciudad de Villa Gesell.

La movilización principal se realizó con la presencia de los padres y familiares frente al Congreso Nacional, donde además se reunió una multitud. También en Rosario había una nutrida convocatoria en el Monumento a la Bandera, donde los vecinos se juntaron con velas y carteles.

En Buenos Aires, la novia y los amigos de Fernando fueron los primeros en entrar al escenario y se sentaron en el piso con un cartel con la cara del joven asesinado colgando en su pecho, mientras sostenían entre todos un gran cartel que pedía “Justicia por Fernando, asesinado en Gesell”.

Cerca de las 18.35 arribaron Graciela y Silvino, los papás del chico asesinado en Villa Gesell.

Graciela, la mamá de Fernando, pidió justicia por su hijo y dijo que era “un chico que amaba la vida, que amaba al prójimo”.

Te puede interesar
Murió un argentino de 53 años con coronavirus en Milán

“Lo que le hicieron nos arruinó la vida. Todo se nos vino abajo, era nuestro sostén. Quiero justicia por mi hijo”, reclamó Graciela acompañada por su esposo Silvino en el escenario ante una masiva concurrencia.

En Villa Gesell

Más de mil personas se manifestaron y participaron de una misa celebrada frente al boliche Le Brique en la ciudad de Villa Gesell, en el sitio donde fue asesinado a golpes Fernando y reclamaron el fin de la violencia y justicia por el crimen del que se cumplió un mes y por el que están imputados diez rugbiers.

Desde las 18, a medida que caía el sol en una tarde templada y algo ventosa, vecinos de la localidad balnearia y turistas que eligieron la segunda quincena de febrero para sus vacaciones se sumaron a la convocatoria, que contó con un mensaje del papa Francisco, para repudiar el asesinato del joven, ocurrido en la madrugada del 18 de enero último.

Con carteles con leyendas como “Justicia por Fernando” y “no fue una desgracia, fue un crimen”, residentes y visitantes se acercaron hasta Avenida 3 y Paseo 102, para concentrarse frente al local cerrado de Le Brique, el sitio donde Báez Sosa (18) fue golpeado hasta que murió.

Comentar
- Publicidad -