La obra de Banksy por San Valentín, vandalizada

La última obra de Banksy, con motivo de San Valentín y en su ciudad natal de Bristol,  sufrió el vandalismo este sábado, después de que apareciera una pintada encima de la niña que formaba parte del conjunto artístico. En la misma se lee “BCC Wankers”, traducible como “BCC gilipollas” o “BCC idiotas” al español.

El escurridizo artista había publicado en su cuenta de Instagram dos fotos de su nuevo trabajo el viernes: una niña pequeña disparando con un tirachinas, que hacía explotar un objeto que dejaba caer una lluvia de flores a cierta distancia. Así, puso fin a las especulaciones de los habitantes de Bristol, quienes se preguntaron si él estaba detrás de la creación que apareció en sus calles el jueves.

El trabajo fue blanco de un grafiti este sábado. La protagonista, una niña pequeña, en blanco y negro, armada con un tirachinas, ahora tiene encima una frase y a su derecha una especie de corazón, ambos de color rosa.

Esta suerte de reacción o colaboración con su obra no es nueva. A principios de diciembre, un transeúnte ya había destrozado un mural de Banksy en Birmingham, agregando una nariz roja a los dos renos que tiraban de un banco –no pintado, real– donde alguien estaba durmiendo. El trabajo, que resaltaría el problema de las personas sin hogar en el Reino Unido, fue protegido por un cristal.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Banksy (@banksy) el

Comentar
- Publicidad -