En Brasil quieren prohibir libros de García Márquez, Kafka y Edgar Allan Poe

La semana pasada, el gobierno del estado de Rondônia, a cargo de un coronel de la Policía Militar que fue electo gobernador por el partido de Jair Bolsonaro, emitió una circular a todas las escuelas ordenando retirar de sus bibliotecas una lista de libros “inapropiados”.

Entre las obras censuradas estaban dos de los mayores clásicos de la literatura brasileña: “Memorias póstumas de Brás Cubas”, de Machado de Assis, y “Macunaíma”, de Mário de Andrade.

En la lista también estaban Edgar Allan Poe, Franz Kafka y, entre otros brasileños, Ferreira Gullar, Euclides da Cunha, Rubem Fonseca (cuyo libro de cuentos “Feliz año nuevo” ya había sido prohibido durante la dictadura), Nelson Rodrigues (a quien los militares también le prohibieron “El casamiento”) y “todos los libros de Rubem Alves”.

Comentar
- Publicidad -