Productores presionan a la Mesa de Enlace para la protesta gremial

Fue durante una Asamblea sobre la ruta 9, a la altura de San Nicolás. Temen aumento de 3 puntos a las retenciones sobre la soja y quieren respuesta presidencial a diálogo de diciembre.

Productores Autoconvocados del norte de la provincia de Buenos Aires, con el apoyo de entidades agropecuarias y sociedades rurales de varias zonas del territorio bonaerense, realizaron esta mañana una Movilización y Asamblea al costado de la Ruta Nacional número 9, a la altura de San Nicolás. Todo esto, en medio de rumores sobre posibles cambios en los actuales niveles de retenciones.

En la reunión, y con una importante cantidad de tractores y vehículos como escenografía, los productores otorgaron a la Mesa de Enlace un plazo de siete días para que el gobierno responda a los planteos que se presentaron en diciembre pasado durante la reunión de la dirigencia con Alberto Fernández. Caso contrario, dijeron, exigirán profundizar el accionar gremial con una medida de fuerza.

La Asamblea de Pergamino, realizada el pasado 18 de enero, había otorgado al gobierno un plazo hasta el 31 de ese mes para que responda a los pedidos de la Mesa de Enlace, cuyos integrantes también continúan aguardando una respuesta al pedido de audiencia que presentaron al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra.

En la convocatoria se escucharon duras críticas a la Mesa de Enlace por no haber realizado un paro nacional luego de vencido el plazo para una respuesta del gobierno.

Te puede interesar
En Comodoro también se realizó un banderazo pero en vehículos

Además, los productores manifestaron en San Nicolás su preocupación ante la posibilidad de que el gobierno utilice la facultad que otorga la Ley de Emergencia Económica de aumentar un 3% las retenciones.

En San Nicolás también se propuso la realización de una “Asamblea Nacional” el próximo 11 de marzo, en todos los lugares del país donde hubo piquetes durante el conflicto por la Resolución 125. También buscan sumar al resto de la sociedad a esta movida.

Otro de los puntos que se analizó en la reunión de productores, fue la realización de una marcha con tractores y camionetas a Capital Federal. Sobre este tema los productores expresaron, “todos tenemos que participar de dicha marcha, el campo, la ciudad, la agroindustria, el transporte y todos aquellos sectores que son víctimas de las políticas del actual gobierno”. La idea es “concientizar” a la sociedad sobre el efecto negativo de la elevada presión impositiva sobre el sector productivo.

Rechazo a las retenciones

En un documento que se leyó en la Asamblea, los productores reiteraron el rechazo a la vigencia de las retenciones, y pidieron volver a las alícuotas que regían antes de los aumentos introducidos por el gobierno de Alberto Fernández, y retomar el esquema de gradual reducción y eventual eliminación del impuesto.

Los productores advirtieron que con el actual nivel de retenciones habrá una caída del 25% del área de siembra de trigo y maíz, y serios problemas en la sustentabilidad económica y agronómica. Además, habrá menor uso de tecnología, y una merma en los viajes de camión y en las ventas de insumos agropecuarios y de maquinara agrícola.

Te puede interesar
En Comodoro también se realizó un banderazo pero en vehículos

También pidieron la revisión del desdoblamiento cambiario que afecta a todos los niveles de producción, que la política realice su ajuste reduciendo 50 % sus ingresos y gastos en un 50% y cuestionaron el aumento del inmobiliario rural en la provincia de Buenos Aires.

Los asistentes a la Asamblea de San Nicolás, además, repudiaron la “persecución judicial” de dirigentes y productores por los hechos acontecidos durante el conflicto por la 125, y el agravio que recibió la semana pasada un dirigente agropecuario de Santiago del Estero. Por último, expresaron con contundencia que el campo “siempre fue solidario con el país”, al aportar desde el 2002 y hasta la fecha, aproximadamente 170 mil millones de dólares solamente en concepto de retenciones.

Y agregaron: “Con este aporte, se podría haber combatido el hambre de 10 millones de argentinos, y la construcción de 6.000 hospitales de alta complejidad. Si hablamos de solidaridad porque no es solidaria la política. No puede ser que los solidarios tengan que ser siempre los mismos, los que laburan y los jubilados”.

Comentar
- Publicidad -