Una empleada de comercio corrió y atrapó a ladrón que le había robado una cartera

Una joven de 27 años, empleada de un comercio céntrico, persiguió y atrapó al ladrón que momentos antes había sustraído dos carteras del local comercial.

La joven oriunda de la provincia de La Rioja y radicada hace 4 años en esta ciudad, no titubeó en arrojarse al ladrón al costado de un escaparate de diarios y revistas de la calle Pellegrini casi San Martín, y tras recibir la ayuda de dos ocasionales transeúntes entregarlo a la policía.

El detenido es un joven de 21 años que quedó alojado en la Seccional Primera imputado por un hurto en grado de tentativa.

¡Heroína!

Los hechos acontecieron entre las 17:30 y 17:45 de ayer en el interior del local comercial “Ni-Hao” que se encuentra sobre la calle San Martín 422.

Según informaron fuentes policiales de la Seccional Primera, alrededor de las 17:50 recibieron en calidad de demorado y posteriormente detenido, a quien identificaron como Emiliano Efrain Villagra, de 21 años, imputado por tentativa de “Hurto en grado de tentativa”.

Lo que trascendería luego de la detención es el rol de María Belén, una joven riojana de 27 años que trabaja hace 9 meses en “Ni-Hao” (regalería y juguetería, entre otros rubros). Ella se encontraba atendiendo al público junto a su compañera Macarena, quien se encontraba en la caja registradora detrás del mostrador.

Te puede interesar
Protocolo sanitario en el aeropuerto por arribo de un vuelo de Buenos Aires

“Entró una chica a avisarnos que nos estaban robando y yo salí a mirar a la vereda a ver si encontraba al chico, como no lo encontré entré de nuevo y salió Macarena a buscarlo, estaba en eso cuando este chico entra de nuevo y agarra otra cartera, ahí salí corriendo detrás de él que corría pero pude alcanzarlo justo donde está el puesto de diarios y revistas, me le fui encima y otros dos hombres me ayudaron a retenerlo hasta que llegó la policía” comentaría a Crónica, minutos después, la heroína de la tarde de jueves en pleno centro de la ciudad.

Dice no practicar deportes como boxeo o artes marciales, que tal vez simplemente actuó por inercia o porque sintió que debía hacerlo. “No sucede muy a menudo, aparte tenemos cámaras por muchas partes y hay días con mucho movimiento”, señalaba entre nerviosa y sonriente la joven de 27 años que dijo extrañar su tierra natal y ayer era felicitada por compañeros de trabajo y habituales clientes que los visitan.

Comentar
- Publicidad -