El Senado convirtió en ley el proyecto de reestructuración de la deuda

A pesar de los cruces entre el Frente de Todos y el macrismo, se aprobó  por unanimidad.
El Senado de la Nación debatíió esta tarde y convirtió en Ley el proyecto de reestructuración de la deuda pública, en una sesión extraordinaria marcada por las recriminaciones sobre la situación actual de la economía entre legisladores del oficialismo y de la oposición.

El intercambio más duro se dio entre el senador del Frente de Todos, Oscar Parrilli, y la representante de Cambiemos, Laura Rodríguez Machado, cuando la senadora afirmó que Mauricio Macri recibió un país en “default” y el legislador del kirchnerismo pidió la palabra para acusar al macrismo de “mentir incesantemente”.

Parrilli aseguró que el gobierno del macrismo “fue peor que la dictadura” en cuanto a endeudamiento después de que Rodríguez Machado afirmó que Cambiemos recibió un país “afuera de los mercados de crédito” y rechazó las comparaciones a la herencia recibida con la crisis de 2001.

El senador por Neuquén se molestó cuando la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala, le pidió que redondee su discurso debido a que se había excedido del tiempo reglamentario y le respondió que iba a “decir la verdad, moleste a quien moleste”.

Parrilli culpó al macrismo de “no haber dejado sector de la Argentina que no haya que restaurar” y cuestionó a “los muchos responsables, publicistas, economistas, periodistas y muchos empresarios que aplaudieron este endeudamiento serial con bombos y platillos”.
Carlos Caserío

Te puede interesar
Reunión extraordinaria de la mesa intersectorial en unidades penitenciarias

El debate comenzó esta mañana con la exposición del miembro informante del oficialismo, Carlos Caserio, quien declaró que el gobierno de Fernández busca renegociar para pagar la deuda externa en un contexto complejo debido a que recibió “un país mucho más pobre y endeudado de un modo impresionante e insostenible”.

Desde la oposición, Rodríguez Machado garantizó el apoyo “crítico y de control” de parte de la oposición a la normativa con el argumento de que no pondrían “palos en la rueda” a la negociación.

Comentar
- Publicidad -