Ladrones encapuchados y armados asaltan a distribuidor cuando bajaba bolsas de harina en una vivienda

Fue ayer al mediodía en la zona oeste de Trelew, en el barrio INTA. A la víctima le robaron lo poco que había recaudado y el teléfono celular.
Trelew (Agencia) A un repartidor le robaron la recaudación y el celular a punta de pistola ayer al mediodía cuando fue asaltado por tres delincuentes que luego de bajar de un auto blanco lo sorprendieron al momento en que se retiraba de una vivienda a la que había ido a dejar unas bolsas de harina en el barrio INTA, en la zona oeste de Trelew.

Según dicen que refirió la víctima, los ladrones vestían de negro, andaban con guantes, encapuchados y todos estaban armados. Se movilizaban, en un automóvil del tipo Volkswagen Gol, coincidieron varios testigos que vieron el atraco.

Al repartidor lo acompañaba el ayudante, quien también fue reducido a punta de pistola. El hecho ocurrió después de las doce del mediodía en la vía pública, en las inmediaciones de las calles Gan Gan y Paso de Indios.

El jefe accidental de la Comisaría que tomó intervención en el lugar confirmó que nadie resultó herido y que el distribuidor fue desposeído de unos 2.500 pesos y que también le sacaron el celular. Dijo que trabaja para la empresa “Molkasur”, una distribuidora que se dedica a proveer a panaderías, que tiene sucursales en distintos lugares de la provincia.

Te puede interesar
Teo Nürnberg, el fotógrafo que conserva el patrimonio fotográfico de la ciudad

“El hombre no resultó lesionado. Sí, se llevó un susto a consecuencia de ser amenazado por los malvivientes que tenían armas de fuego”, explicó el subcomisario Paulo Gauna, de la Seccional Tercera.

“El repartidor no se encontraba en un comercio sino en un domicilio particular en donde habría una especie de panadería que no sabemos si está habilitada o no. Allí estaba bajando bolsas de harina”, señaló.

–¿Él andaba con algún acompañante, con alguien más en el camión? Se le consultó. “Sí andaba con un ayudante que también fue amenazado y que no resultó lesionado”, confirmó.

Sobre el final se le acotó a Gauna: –Los delincuentes deben haber presumido que andaba trayendo más dinero, porque el monto para el despliegue que hicieron no es importante. “Claro, eso fue lo que llamó la atención.

Quizás ellos estaban manejando alguna información totalmente equivocada. Si bien el repartidor contó que recauda importantes sumas de dinero, en ese momento no tenía mucha recaudación y sí, fue un robo bastante planeado para un botín insignificante”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -