Nespotismo: intendenta kirchnerista nombró a su mamá como asesora

Una intendenta mendocina del Frente de Todos, Flor Destéfanis, exreina nacional de la Vendimia y ahora al frente del departamento de Santa Rosa, contrató como asesora a su mamá, a pesar de que la Oficina de Ética Pública provincial ya le había dicho que no correspondía.

Destéfanis, de 29 años, es abogada y ocupa la intendencia del municipio desde diciembre de 2019. Para ayudarla, quiso tener como asesora principal a su mamá, Adriana Aveiro, ligada desde hace años a la política. A pesar de que la Dirección de Investigaciones Administrativas y Asuntos Judiciales le advirtió que el nombramiento no correspondía, ella decidió avanzar de todos modos: la designó a Aveiro como titular de la Asesoría Legal del municipio.

“Considero que gran parte de lo que ha trascendido en los medios tiene una intencionalidad política. El nombramiento de la doctora Aveiro, mi mamá, fue una decisión basada en la experiencia acreditada a lo largo de su carrera dedicada al derecho administrativo. No existe hoy ningún abogado o abogada residiendo en el departamento de Santa Rosa. Mi madre ha sido criada en este pueblo y conoce la idiosincrasia de nuestro departamento sumado a su idoneidad acreditada no solo por su profesión sino por su experiencia”, dijo la intendenta.

La ley de ética pública mendocina establece que los funcionarios “no podrán designar parientes dentro del segundo grado de consanguinidad, o tercero de afinidad para que presten servicios en la repartición a su cargo, salvo que cumplan con el requisito de idoneidad debidamente acreditado”.

Te puede interesar
Imputaron a Sbarra, el funcionario macrista de los US$ 10 mil, por lavado de dinero

Aveiro ya se desempeñó como asesora municipal en San Martín durante 16 años, 12 de ellos como Jefa se Asesores, por lo que, para Destéfanis, la idoneidad de su mamá “se encuentra debidamente acreditada con la experiencia mencionada”.

“Solo investigan los casos de funcionarios de Municipios que no comparten el color político del gobernador que los nombró, sin que ninguno de ellos pasara por ningún concurso público que acreditara su idoneidad”, agregó la intendenta en diálogo con La Nación.

“Ella pidió dictamen, no le gustó y lo hizo igual”, cruzó a la jefa comunal el titular de la Oficina de Ética Pública, Gabriel Balsells Miró. “La idoneidad se debe comprobar por método objetivo, por concurso público. La ley no hace diferencias, tiene que quedar demostrada la idoneidad. Si cada uno de los funcionarios pudiera sortearla, qué sentido tendría. Si cada uno tomara a su pariente como idóneo, para qué existe la prohibición”, expresó.

En el dictamen, el 239 de 2019 con fecha 3 de diciembre, dice: “Estamos frente a una situación de inhabilidad, es claro que constituye una prohibición legalmente expresa para los funcionarios designar a sus parientes”.

“Sin menoscabar de modo alguno, las condiciones profesionales de la Dra. Aveiro, concluyo que en la hipótesis analizada, no se encontraría en la situación de excepción que habilite a la Sra. Intendenta electa a su futura designación, sin previa verificación y acreditación pública de su idoneidad”, cierra.

Comentar
- Publicidad -