Menna: “El oficialismo en el Ejecutivo y en la Legislatura debe hacerse cargo de la crisis que generó, y dejar de defraudar a la gente”

El diputado nacional chubutense Gustavo Menna (UCR-Juntos por el Cambio) dijo ayer que “el oficialismo, tanto en el Ejecutivo como en la Legislatura, debe hacerse cargo de la crisis que generó, y dejar de defraudar a la gente”, al hacer un análisis de la complicada situación financiera, política e institucional que atraviesa Chubut.En este marco, además, sostuvo en declaraciones periodísticas que a “nivel político es una irresponsabilidad total del oficialismo jugar a una interna hasta de una manera adolescente, con mensajes por redes sociales”.

Consultado sobre el panorama provincial afirmó, en principio, que “en lo económico no vamos a decir nada nuevo: en julio del año pasado quedó a la vista, después de las elecciones, que no solo no se pudo ordenar nada, sino que todos los meses se fue agravando la situación”.

Comparó con que “a nivel nacional, por la deuda se buscan consensos y se tiene un plan, que se puede cuestionar o no, pero se parte de acciones concretas”, en tanto que “el Gobierno Provincial no ha tenido nunca una acción concreta para superar el endeudamiento y el crecimiento exponencial del gasto público”.

Por el contrario, dijo, el Gobierno del Chubut “todos los meses lo que ha hecho fue acudir al endeudamiento de corto plazo, lo cual ha generado una bola de nieve y ha hecho que la situación se agrave”.

Alianzas para gobernar

Menna consideró que “las alianzas, como dijo un comunicado del Comité Provincia de la UCR, no son solamente para ganar elecciones, sino que tienen que ser también para gobernar. Y no puede ser que esta alianza cruja a menos de un mes de haber empezado el Gobierno.

Nadie se hace cargo del rol que debe tener el oficialismo, que implica tener propuestas, coordinarlas, ordenar el debate, asumir que tiene 16 diputados sobre 27 en la Legislatura”.

“Toda la responsabilidad de encauzar esto -enfatizó- es del oficialismo. Pero lo único que ha demostrado es que se conformó una alianza sin compartir algún ideal, alguna política; que se llegó al poder sin un plan de Gobierno”.

Puso como ejemplo que “no puede ser que se aprueba una Ley de Presupuesto y, a las dos semanas, se está presentando un supuesto plan de Gobierno. La Ley de Presupuesto debería ser el plan de Gobierno”.

“No puede ser -agregó- que en la Ley de Presupuesto se partiera de una premisa de un déficit fiscal, para todo el año, de 12.000 millones de pesos. Y, a las dos semanas, el ministro de Economía, muy suelto de cuerpo, diga que el déficit va a ser de 37.000”.

No defraudar más

Por eso, dijo, “no hay ninguna seriedad en el tratamiento de estas cuestiones. Creo que debería haber una reflexión por parte del oficialismo: hacerse cargo de que es oficialismo, y no defraudar más a la gente”.

Recordó en este sentido que “ya la defraudó cuando pintaron un escenario color de rosas, dieron aumentos de sueldos y comprometieron paritarias a sabiendas que no se iban a poder pagar”.

En este marco, Menna cuestionó el hecho de “no haber comprendido la gravedad de la situación y no haber tomado medidas como por ejemplo tomó la provincia de Santa Cruz, de ordenar, al menos valiéndose de la inflación, las cuentas públicas”.

“Entonces ahora en Chubut estamos con medidas que son de ajuste muy fuerte y que, además, serían inconducentes si se aprobaran, aunque creo que a estar altura no se van a poder aprobar” analizó, en virtud de la ruptura del bloque de Chubut al Frente, el partido gobernante.

Te puede interesar
Menna se reunió con la Cámara de Comercio de Comodoro y expuso las razones de su voto negativo al nuevo Consenso FiscalNuevo

Impuestos

Al referirse, en este sentido, a la frustrada sesión extraordinaria que había convocado el Gobierno para ayer, el diputado nacional repasó: “De 12 proyectos que habían planteado quedaron 4, y no se pueden llevar a tratamiento en la Legislatura. Pero todos pasan por aumentarles impuestos a sectores que ya vienen muy castigados, y hay un impuesto inconstitucional y confiscatorio, absurdo, copiado, como el del Impuesto a la Herencia”.

Dijo que los fundamentos de la propuesta “son cuatro renglones, no estoy exagerando, en los que no se analiza ninguna situación. Y, según me comentaron los diputados de nuestro bloque, cuando preguntaron cuestiones técnicas, contradicciones del proyecto, nadie pudo responder desde el Ministerio de Economía. Además tuvieron que admitir que había sido copiado de la ley de la Provincia de Buenos Aires. Y omitiendo que en Entre Ríos se debió derogar porque la Justicia lo declaró inconstitucional”.

En este sentido insistió: “El oficialismo está dotado de mayorías, de resortes institucionales para llevar adelante un plan de Gobierno, que puede ser difícil porque la situación es gravísima: estamos hablando de un déficit fiscal que abarca un tercio del presupuesto. Es como si en la vida familiar faltara un tercio de los recursos que se necesitan para llevar adelante el hogar”.

Desde el oficialismo, tanto del Ejecutivo como del Legislativo, “no pueden argüir que no tengan los mecanismos y los números para llevar adelante un plan”.

Desunión

“Creo -agregó- que lo primero es generar un acuerdo en el propio oficialismo. Sin eso, es imposible una salida”, aunque “ni una familia, ni una empresa y muchos menos un Estado pueden estructurar un plan si hay una desunión tan grande. Y esa desunión está en el seno del oficialismo”.

Acerca de lo que se podría hacer planteó: “Lo primero es la reestructuración de la deuda. Es la que más condiciona las cuentas públicas porque este año hay que destinar 150 millones de dólares al repago y amortización de capital.

Sin embargo, sobre eso hay solamente expresiones genéricas acerca de que va a haber una reestructuración, pero nadie sabe bajo qué términos. Sí se les ha hecho una propuesta a los acreedores, no se sabe en qué consiste esa propuesta, y no se ha pedido a la Legislatura una autorización vía proyecto de ley”.

“Es decir, repito, no hay un plan. Y ese plan lo tiene que hacer el Poder Ejecutivo. No puede un concejal, un presidente de un partido de la oposición, o un diputado negociar con los acreedores. Es una atribución pura y exclusiva de quien conduce los destinos de cualquier Estado provincial”, enfatizó.

Y concluyó: “El paquete de medidas que está presentado, en definitiva, a pesar de que lo denominan así, no es ningún ordenamiento del Estado: es creación de impuestos o incremento de impuestos ya creados. Incluso un proyecto de ley ponía a remate cinco permisos de pesca, sin ningún plan o estudio previo, solamente para obtener un dinero a cambio. Es como vender una casa para pagar una deuda: no va a dar un flujo de recursos a futuro” concluyó.

Comentar
- Publicidad -