Nueva derrota de Gimnasia

Ambas instituciones realizaron un minuto de silencio en homenaje a Kobe Bryant.

Por la Liga Nacional de basquetbol, Gimnasia sumó el tercer traspié seguido y perdió el invicto en el Socios Fundadores al caer anoche 91 a 87 frente a Quimsa de Santiago del Estero. El próximo domingo recibirá a Ferro.

Otra vez el elenco dirigido por Martín Villagrán tuvo que ir siempre de atrás, y luego de verse superado, ensayó otra buena recuperación en el final, no obstante no pudo ante un elenco que hizo una gran producción, no se desesperó y que en el cierre acertó los libre para conservar la ventaja.

Gimnasia no pudo con el líder Quimsa perdiendo 91 87.

En el primer cuarto a Gimnasia se le hizo difícil defender el perímetro, porque lo hundieron primero y luego tuvo dificultades para subir a marcar, mientras que en la zona interior también se complicó y sumó faltas rápidamente, entonces fueron insuficientes las diferentes ofensivas que intentó, además porque el rival también produjo y desniveló con los reservas, que rápidamente contribuyeron en el marcador extender la diferencia y dejar bien arriba a los santiagueños.

No obstante en el inicio del segundo cuarto el local pudo agregar puntos con otros nombres, encontró algunos espacios y también dos triples de Diego Romero para arrimarse en el marcador, pero el que estaba bien desde ese sector fue Quimsa, que embocó 8 triples y con un 57% de efectividad para escaparse nuevamente.

De igual modo el trabajo del Verde fue ascendente y consiguió hacer un juego más equilibrado a base de sus defensa, pero adelante desplegó acciones muy forzadas, representado en el bajísimo 36% en tiros de cancha y en las apenas 3 asistencias en todo el PT, cuando es un equipo que se base en el pase extra.

Te puede interesar
Gimnasia, con la necesidad de volver al triunfo

En los terceros diez minutos el visitante pudo correr y así continuó comandando el desarrollo, no obstante Sebastián Vega siguió siendo eficaz, porque además de encargarse del goleo, también tuvo algunas intervenciones defensivas justas que le dieron un mayor volumen al recuperar rápido la bola y equiparar el juego.

Y cuando parecía aparecer la fórmula de asistir el poste bajo con Acuña, también ese circuito duró muy poco y además siguieron las amplias diferencias en los porcentajes, debido a que el anfitrión bajó a un 35% en lanzamientos de campo y el rival sostuvo un 55% en triples.

Intentó el mens-sana repetir la reacción que implementó el sábado en el partido frente a Instituto, pero resultó a medias, porque jamás pudo jugar con tranquilidad y todo lo que propuso tuvo un alto grado de resistencia por parte del equipo santiagueño, que siguió activo y concentrado atrás, y pese a que perdió efectividad, tuvo algunos aciertos importantes muy oportunos. Y el máximo arrime se produjo a 12 segundos del final con un triple de Juan Rivero para el 84-85, pero después hubo muchos cortes y aciertos de libres que le permitieron el festejo a los norteños.

Comentar
- Publicidad -