El Municipio acompaña proyecto local de reciclaje solidario

Se trata de la propuesta “Ecobotellas Comodoro”, que tiene como objetivo transformar los residuos plásticos en mobiliario hogareño para destinarlo a familias necesitadas. El intendente Juan Pablo Luque recibió este lunes al promotor de la iniciativa y acordó trabajar en conjunto para facilitar el proceso a través de la empresa Urbana.

En ese marco, el impulsor Santiago Torraca explicó que “nuestro proyecto tiene una doble finalidad, una ambiental, mediante la recuperación de residuos plásticos, y otra solidaria, que es la construcción de mobiliarios que serán otorgados a la organización Juntos por un Corazoncito Feliz, para su posterior donación a familias carenciadas de barrio Stella Maris, sector donde funciona la entidad”.

Continuando en ese tenor, sostuvo que “actualmente, aunque la gente separe el plástico y sea tratado correctamente, no tiene interés comercial y termina enterrado. Nuestra propuesta incluye el proceso de transformación a madera plástica y generar desde muebles hasta techos, de acuerdo a las necesidades”.

En esa línea, indicó que “la idea es que la empresa Urbana, que opera la planta de tratamiento, permita que la gente deposite sus ecobotellas en los puntos verdes y que éstas sigan el circuito normal de otros residuos. Luego, en la planta habría una persona a cargo de separarlas y colocarlas en una prensa. Finalmente, el objetivo es que también se hagan cargo del transporte ida y vuelta a la provincia de Buenos Aires, donde se encuentra la fábrica de madera plástica”.

Te puede interesar
El déficit de tarifas "por debajo de los costos y de la inflación" genera "una situación insostenible" en la SCPL

“Si este proyecto crece y la gente nos acompaña, podemos empezar a pensar en la generación de una planta para generar la madera plástica y el mobiliario en Comodoro Rivadavia, lo que no solo reduciría los costos y reduciría la huella de carbono que provocan los traslados, sino que además se crearían puestos de trabajo para personas con discapacidad, tal como ocurre en Buenos Aires”, manifestó.

Por último, Torraca expuso que “los vecinos pueden colaborar armando su ecobotella con cualquier recipiente plástico, donde deben introducir todos los residuos plásticos y compactarlos para arrojarlos en el cesto verde. De esta manera, no sólo estarán ayudando al cuidado del medio ambiente, sino también aportando para que aquellas familias necesitadas reciban un mobiliario construido en madera plástica, que tiene muchas ventajas frente a la madera común”.

Comentar
- Publicidad -