Un hermano médico del abogado que está preso y en huelga de hambre dijo que “lo están dejando morir”

“No esperaba encontrarme con tan lamentable situación”, aseguró Mario, hermano de Oscar Romero, quien no ingiere alimentos y no toma ningún líquido desde hace más de 30 días protestando por las condiciones en que lo tienen detenido en la Alcaidía de Trelew.
Trelew (Agencia) Un hermano del abogado Oscar Romero que es médico clínico y director de un hospital en Formosa llegó a la zona en las últimas horas y lo fue a ver, lo revisó y después en declaraciones periodísticas aseguró que el estado en que encontró al letrado preso desde el año pasado en una causa por “tentativa de homicidio”, es de “peligro inminente de muerte”.

Anticipó entonces que va a enviar un informe a los jueces pidiendo una internación urgente bajo el cuidado de un equipo interdisciplinario.

Mario Romero vino a Trelew muy preocupado por la situación de su hermano quien lleva adelante una huelga de hambre y se niega a tomar agua desde hace más de treinta días, protestando por las condiciones en las que lo tienen preso, ahora, en la Alcaidía Policial; en un calabozo ciego, sin luz, sin ventilación, con un baño sin inodoro y durmiendo en una cama de cemento sin colchón.

El abogado Oscar Romero está en prisión desde mediados del año pasado imputado de haber intentado asesinar a un tapicero a balazos, en un intrincado caso que este año debería ser ventilado en juicio oral y público en los tribunales locales.

“Realmente, no esperé encontrarme con tan lamentable situación”, aseguró el médico, al referirse al estado en que vio a Romero, su hermano menor. “Si bien, él siempre ha sido una persona delgada, ha perdido 15 kilos en 30 días que lleva con una medida autoimpuesta”, señaló y contó que cuando hablaron, “también traté de hacerlo razonar del riesgo que corría ante esta situación (en huelga de hambre). Pero me dijo que la encuentra como única medida posible para conseguir, desde el punto de vista judicial, una situación más justa”, expresó.

Explicó que la tercera etapa de un estado de inanición puede producir la muerte y señaló que su hermano está en la segunda que “es cuando la persona ya comienza a autocomerse, a autoalimentarse de sus propios músculos. Y eso lo he constatado revisándolo”, contó.

Te puede interesar
Comienza la 82º Expo Ganadera y la 40º Feria del Carnero a Campo

Vaticinó entonces que llegando a los sesenta días de “un estado de inanición” como el de su hermano puede producirse un paro cardíaco. “Él, está ya con treinta y pico días, y entonces su estado es de riesgo y de peligro inminente, porque día a día cada vez es más el deterioro”, aseguró.

–¿Usted habló con él, le pidió que reviera lo de la huelga de hambre? Se le preguntó. “Por supuesto. Y ahí también encontré desde el punto de vista sicológico y emocional a una persona deprimida, y enlentecida en su pensamiento”, observó, “esto es también un indicio de que está teniendo alteraciones estructurales en el cerebro y por otro lado un estado de depresión que no le permite ni siquiera tener la voluntad de pensar en un día mejor”, acotó.

–¿Y entonces? ¿Qué hay que hacer para que Romero no se muera? Se insistió. “Mi pregunta justamente sería quién querría que una persona, un ser humano, se muera. Al revés. Pero de alguna manera lo están dejando morir”, sostuvo.

“Yo creo que la determinación inmediata sería ordenar una internación no en una terapia intensiva porque aún no necesita un respirador artificial pero sí en una sala de cuidado intermedio en donde esté monitoreado y asistido interdisciplinariamente por un clínico, un nutricionista y un sicólogo; esto para recuperarlo. Y no se logra de un día para otro. Lo que se puede hacer en pocas horas es hidratarlo, que es la otra situación que también amenaza la vida, porque él también se está negando a consumir agua: eso es más grave todavía.

Eso sí, lo va a llevar más rápidamente a un deterioro”, insistió.

El médico dijo que iba a realizar un informe del estado de salud de su hermano para elevarlo a los jueces pidiendo una urgente internación en un sector de terapia intermedia con asistencia médica interdisciplinaria. El doctor Mario Romero iba a regresar en las próximas horas a Formosa pero confió que desde allí continuaría pendiente de la evolución de su hermano.

Comentar
- Publicidad -