Se quemó la cara para “ser fea” y que su novio deje de pegarle

Una joven madre se arrojó alcohol en la cara y en el pecho y se prendió fuego luego de que su pareja la golpeara por haberse puesto una pollera y acusarla de haber estado con un primo en Año Nuevo. La hija de la pareja, de cinco años fue la única testigo.

La víctima tiene 22 años y es madre de una nena, decidió arrojarse alcohol en la cara y en el pecho y luego prenderse fuego para “ser fea” y que su pareja dejara de celarla por cualquier cosa y terminar golpeándola por este motivo.

El episodio sucedió el pasado 1 de enero en La Banda, Santiago del Estero, cuando Milagros Carranza, agotada emocionalmente de los maltratos propinados por su expareja Rodrigo Ovejero, tomó la drástica decisión de quemarse el rostro.

Tras casi un mes de recuperación, la joven pudo declarar lo sucedido ese día y el calvario que vivió durante los 6 años que fue pareja de Ovejero. “Salgo de bañarme y me pongo una pollera. Comenzó a insultarme diciendo que para quién me pongo esa pollera”, comenzó contando Milagros sobre el día en que se autolesionó.

Tras esta discusión se fue a la casa de sus padres con su hija, a pocas cuadras, pero volvió a la madrugada. “Cuando volví estaba tranquilo. Ahí llegaron sus primos y en un momento ingresé al baño y me crucé en la puerta con uno de ellos. Rodrigo me mira y me empezó a acusar de haber estado en el baño con su primo”, contó la víctima.

Te puede interesar
Burlando: "Los asesinos de Fernando merecen morir en la cárcel con cadena perpetua"

Una vez más, la muchacha pudo salir de la vivienda pero cuando regresó el hombre estaba borracho y sobrevino la tragedia. “Me agarró fuerte del brazo y yo le pregunté a los gritos si él quería que yo fuera fea para que dejara de celarme. Entonces fui al baño tomé la botella de alcohol y me eché desde la frente hasta el pecho. Él me agarró de brazo, pero yo ya había prendido el encendedor”, relató.

La hija de la pareja, de cinco años fue la única testigo.

La joven se encuentra fuera de peligro y fue dada de alta el pasado 14 de enero, mientras que el agresor está imputado en la causa pero goza de libertad hasta que el proceso judicial determine sus responsabilidades en las graves lesiones que sufrió Milgros.

Comentar
- Publicidad -