La familia de la joven atacada por un perro reclama que el mismo no fue retirado del domicilio

El martes ocurrió el ataque y pese a haber radicado la denuncia policial por el hecho la familia de la joven señala que el animal no fue retirado del domicilio y que los dueños no se hacen cargo de la atención médica de la mujer que se ve complicada dado que carece de obra social y por la retención de servicios en la salud pública.
La mañana del pasado martes una joven de 22 años que regresaba de su trabajo como niñera con destino a su domicilio, a escasos metros de la misma en inmediaciones de Araucarias y San Martín, fue atacada por un perro quien alcanzó a morderle uno de los brazos provocándole una grave lesión. La mujer fue asistida por un vecino que casualmente transitaba en vehículo y no dudó en salir a su rescate y trasladarla a su vivienda, para posteriormente ser llevada al Hospital Regional de urgencia.

Tras ello se determinó hacer la denuncia policial por el hecho dado que el can cuenta con dueños pero pese a ello la familia de la víctima reclama que el agresivo animal no fue retirado de la vivienda y continúa en el patio.

En diálogo con Crónica, Paola Gallardo, hermana de la joven expresó “el perro todavía sigue ahí, nosotros hicimos la denuncia y entregamos la foto de cómo llegó con el brazo lastimado pero no se lo llevan, supuestamente por el amparo de ALMA que impide que se levante al perro, tienen que revocarlo” y añadió “el vecino tiene un paredón que no es muy alto y cuando sueltan al perro para que ande en el patio se escapa según ellos, eso fue lo que pasó el día que pasó mi hermana y ese día fueron dos nenes de la casa los que fueron a buscarlo y se llevaron al perro con el hocico lleno de sangre pero nadie más salió. Si no hubiera pasado un vecino no sé qué hubiera pasado”.

Te puede interesar
Arcioni: “Estoy acá por y para los chubutenses más allá de cualquier tipo de discusiones”

Asimismo, Gallardo planteó que los vecinos dicen que se enteraron del ataque el día que la policía notificó la denuncia pero remarcó “si salió en todos lados, en las redes cómo quedó el brazo de mi hermana es imposible que no supieran” y agregó “le hicieron entre 6 y 7 puntos a ella y no le pudieron cerrar la herida del todo porque es muy profunda y grande, incluso un vaso sanguíneo quedó expuesto porque quieren que la herida drene y expulse cualquier bacteria que haya quedado”.

De igual manera, la hermana de la joven atacada, planteó que están teniendo complicaciones porque los propietarios del can no se están haciendo cargo de lo que sucedió y solamente acercaron gasas, cinta y pervinox cuando la mujer carece de obra social y además de la angustia psicológica por la situación vivida y el dolor por la herida, padece los inconvenientes producto de la retención de servicios en salud pública.

“Hoy (por ayer) la llevé al Hospital para que un cirujano le vea la herida por guardia pero no pudo ser atendida por la retención de servicios y los que estaban, estaban ocupados. La herida no tiene buen aspecto nos dijo un enfermero y que la lleváramos al periférico del Stella Maris, la llevé y tampoco, solo le dieron un antiinflamatorio pero la herida no está bien. Necesitamos una solución” concluyó.

Comentar
- Publicidad -