Perú condenó a tres años de prisión a un argentino que defecó en Machu Picchu

Se trata de Nahuel Gómez, de 28 años, quien había ingresado a las ruinas de manera ilegal junto a otros turistas que fueron expulsados del país.

La Justicia de Perú condenó a un turista argentino a tres años y cuatro meses de prisión suspendida por causar destrozos y haber defecado en la ciudadela de Machu Picchu, en la región de Cusco, informó la agencia estatal Andina.

Nahuel Gómez, de 28 años, fue sentenciado por el delito de afectación al patrimonio cultural de esa nación, y aunque quedará libre deberá pagar una multa de 1.196 soles (unos 360 dólares) y una reparación civil de 5.000 soles (1.500 dólares) en favor del Ministerio de Cultura local.

Además, deberá concurrir una vez por mes al consulado peruano en la ciudad de Salta (Argentina) por los próximos dos años.

Gómez será expulsado del país una vez que termine de abonar la multa. En tanto, otros cinco turistas que lo acompañaban al momento de provocar los destrozos, de nacionalidad argentina, chilena, brasileña y francesa ya fueron expulsados del territorio peruano.

El grupo había ingresado de manera ilegal a la reserva inca, declarada Patrimonio de la Humanidad, y con su accionar provocaron la fractura de una roca que cayó a una altura de seis metros, en el mirador del Templo del Sol.

Tras el episodio, las autoridades del Parque Arqueológico Nacional de Machu Picchu informaron que reforzarán las medidas de seguridad, e instalarán cámaras de vigilancia para garantizar la conservación del monumento y preservarlo para las próximas generaciones.

Comentar
- Publicidad -