El clásico en el Estadio Municipal, ¿Utopía o probabilidad?

El próximo 2 de febrero comenzará a jugarse el Torneo Regional Federal 2020 con la participación de tres equipos comodorenses. Jorge Newbery y Huracán compartirán grupo junto a formaciones de la Liga de Caleta Olivia, mientras que Comisión de Actividades Infantiles lo hará junto a equipos de la Liga del Valle y Esquel.

En la primera fecha se presenta el clásico y se gestiona la chance de jugar en el Estadio Municipal.

Las fechas se aproximan y más allá de la preparación que los clubes comodorenses están llevando a cabo para llegar bien al debut, también se presentan gestiones que podrían llevar a que el clásico entre Jorge Newbery y Huracán al Estadio Municipal, en los dos juegos de la fase clasificatoria.

No se trata de una posibilidad fácil, al contrario, es un deseo que simpatiza a los clubes y a la Liga de Futbol, pero que depende de una pata esencial, neurálgica en este sentido: la seguridad.

Y esa seguridad/prevención depende exclusivamente -obvio es mencionarlo- del Estado Provincial. Un operativo de prevención estaría ocupando no menos de 80 efectivos, además del respaldo de las fuerzas especiales.

El costo no sería inconveniente porque se auto-sustentaría con los ingresos de recaudación. El tema vital en este sentido, tiene que ver con un potencial caldo de cultivo como generador de violencia en las inmediaciones del Estadio Municipal.

Te puede interesar
Vélez le arrebató el liderazgo a Huracán

Y aquí es donde desde el Estado Provincial se analiza en dar el visto bueno o no, para ese deseo de las entidades. Un conflicto social que se manifieste en este tipo de espectáculos podría generar un costo político que el propio gobernador no estaría dispuesto a desafiar, más aún en estos tiempos de inestabilidad social por incumplimiento en materia salarial, incluso con los propios empleados policiales.

Buscar la aprobación del Estado Provincial es el primer paso de un potencial segundo escalón. Porque también hay que contar con el visto bueno del Municipio. No sería la primera vez que los vecinos de Km. 3 soliciten a través de la Vecinal, que se impida jugar en el Estadio.

Entonces, el deseo de los clubes y de la Liga de Fútbol, todavía tiene que pasar filtros muy exigentes. El deseo es evidente, por lo que significa como espectáculo deportivo, por el folclore que genera, pero la representación más fehaciente está enmarcada en el aspecto económico.

La recaudación de un clásico con las dos parcialidades generaría un ingreso que los tesoreros de ambos clubes visualizan como la calma a buena parte de los dolores económicos que demanda el sostenimiento del presupuesto mensual.

Una gestión política podría allanar el camino hacia una respuesta positiva. Pero no será fácil. Sin embargo, la conjunción de buenas voluntades podría redundar en un visto bueno para presenciar uno de los espectáculos deportivos más convocantes y coloridos de toda la Patagonia.

Comentar
- Publicidad -