Trelew: al abogado Romero lo tienen durmiendo en la cárcel en una cama de cemento sin colchón, sin agua, luz ni baño

Trelew (Agencia) Al abogado Oscar Romero lo tienen hace cinco días durmiendo en una cama de cemento sin colchón; en un calabozo sin luz, que no tiene inodoro y sin ventilación. El letrado, que está preso desde mediados del año pasado imputado de haber intentado asesinar a tiros a un tapicero, vive de esa manera la prisión preventiva que ayer le volvieron a confirmar y continua con la huelga de hambre que comenzó hace un mes. Ya bajó 15 kilos.
La hija, tras otro revés que tuvieron pidiendo la libertad o en todo caso la tobillera con un arresto domiciliario, les pidió públicamente a los jueces que “dejen las cuestiones personales de lado y que resuelvan conforme a Derecho. Y respetando las garantías y derechos constitucionales que todo procesado debe tener”. Antes aseguró: “Acá está en juego la libertad y vida de mi papá”.

Nuevo revés judicial

La semana pasada el juez Martín Castro le rechazó a Romero el pedido de libertad y/o de una prisión domiciliaria pese a que la abogada presentó un testimonio de un comisario del servicio penitenciario provincial, con el que pretendió probar (sin éxito) que su cliente no tenía intenciones de escaparse o entorpecer la acción de la Justicia. Consideró la letrada que estaban dadas las condiciones para que esperara el juicio fuera de la cárcel.

Como el fallo era apelable decidieron recurrir a otro tribunal, en el que dos jueces revisarían la resolución de Castro y así fue cómo se gestó la audiencia que se celebró ayer a la mañana en la Oficina Judicial de Trelew, en la que los doctores César Zaratiegui y Fabio Monti avalaron lo dispuesto por el magistrado.

Te puede interesar
Ciclista sufre severo trauma en la cabeza en violento accidente en bardas cercanas a Trelew

Tras ese nuevo revés que sufre la Defensa del abogado Oscar Romero, la hija, Jessica, habló con Crónica y contó refiriéndose al nuevo fallo contra su padre: “Nuevamente confirmaron la resolución del juez Castro, una resolución arbitraria y caprichosa. Los nuevos jueces “consideran de que así como falló el juez de la causa en su momento, con respecto a la prisión preventiva; no hay hechos nuevos para revertir esa situación”.

Se le preguntó entonces qué les quedaba para intentar revertir el nuevo revés judicial. “Salí tan angustiada e indignada de la audiencia que no tuve oportunidad de hablar con la abogada pero obviamente se estarán haciendo las presentaciones correspondientes ante la Justicia para que cuanto antes se revierta la situación de mi papá”, adelantó.

¿Venganza o injusticia?

Después, explicó el porqué de su indignación y angustia. “En la causa se han acompañado elementos valorativos concretos que permiten desvirtuar el peligro de fuga y de entorpecimiento de la investigación. No hay elementos probatorios que permitan a los jueces suponer que mi papá en libertad pueda llegar a entorpecer el juicio o sustraerse del proceso. No hay ninguno; todo lo contrario”, sostuvo.

“Mi papa es un profesional del Derecho, como ustedes saben tiene excelente conocimiento con respecto al derecho penal. Vivimos todos acá. Tiene su medio de vida lícito, ejercía la profesión, era profesor en la Facultad: no hay motivos como para que él se pueda llegar a fugar o a entorpecer la causa”, insistió más adelante.

Te puede interesar
Una jueza civil de Trelew ejecutó remate y desalojó a dos hermanos con sus pequeños hijos

Se le consultó más adelante cómo y en qué lugar estaba detenido en la actualidad, a lo que contestó: “Está en la Alcaidía, nuevamente en el pabellón número 5, donde la semana anterior se hizo una inspección ocular y se lo clausuró; hasta que el viernes (pasado) el juez Castro lo habilitó en las mismas condiciones.

Lo que hicieron fue una refacción superficial, pintaron nada más”. El lugar “no cuenta con inodoro, no tiene ventilación. No tiene luz natural. No tiene agua, no tiene colchón: él está durmiendo sobre el cemento en estos momentos”, contó Jessica. “Es una celda de castigo; un buzón”, concluyó la hija del abogado Romero.

Sobre el final observó que lo que están haciendo con su padre es “un adelantamiento de pena que totalmente prohibido por nuestro ordenamiento jurídico” y le pidió a los jueces que “resuelvan esto cuanto antes porque la vida de mi papá está en juego. Quiero que se termine todo este calvario que estamos viviendo”.

Comentar
- Publicidad -